El arribo constante de los flujos migratorios irregulares para iniciar con el proceso de solicitud de asilo político en Estados Unidos ha conducido a una crisis de las instituciones para la atención de dicha población migrante en las ciudad fronterizas. Justificando la existencia de una crisis humanitaria y de seguridad de la frontera sur de Estados Unidos, se dio origen al programa de protocolos de protección de migrantes (MPP, por sus siglas en inglés); una acción del gobierno estadounidense para que las personas que ingresen desde cualquier puerto de entrada a solicitar protección internacional sean regresadas a México para esperar la resolución de su proceso

En este sentido, el Dr. Humberto García, investigador del Departamento de Estudios Sociales de El Colegio de la Frontera Norte (El Colef), en Nogales, Sonora, explica que en la ciudad de Nogales, la mayoría de los migrantes bajo el MPP son mujeres representando un  60.4% mientras los hombres representan el 39.6% . En segundo lugar se trata de una población infantil y juvenil mayoritaria el 49% son menores de edad y 40% tiene entre 18 y 39 años en tercer lugar por país de origen el 61% proviene de países del Triángulo del Norte, Guatemala 32%, Honduras 19% y El Salvador 10% otros minorías provenientes de Nicaragua, Cuba, Venezuela y Ecuador

Además, puntualiza que la situación ocasionada por la pandemia de COVID-19 ha colocado mayor incertidumbre en el proceso de solicitud de asilo, debido a que los tiempos de espera de cruce para solicitar asilo se han incrementado de 2 semanas a 8 meses.

Con el fin de reducir la vulnerabilidad y el riesgo, provocado por la incertidumbre, el especialista de El Colef explica que algunas medidas que deberían de tomarse son la construcción de centros integrales de atención al migrante para evitar el proceso ambulatorio y también para disminuir el riesgo de contagios por el COVID-19, en segundo lugar, agrega el académico, ante el cambio los planes migratorios de la mayor parte de esta población generados por la contingencia sanitaria se requieren de políticas de integración e inclusión de migrantes en la tejido productivo y social de la ciudad de Nogales.

La reflexión del Dr. Humberto García