El envío de dinero a sus familias por parte de trabajadores mexicanos, principalmente desde Estados Unidos, alcanzó en el mes de julio tres mil 531 millones de dólares para logar un nuevo máximo histórico de 22 mil 821 millones de dólares obtenidos en los primeros siete meses de este año.

El Banco de México (BdeM) informó que este monto es superior en 10.1 por ciento a la cifra obtenida en el periodo enero-julio de 2019, cuando se llegó a 20 mil 744 millones de dólares.

El monto promedio de cada remesa fue de 337 dólares, cifra superior a los 323 dólares registrados en el lapso enero-julio del año pasado.