El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció este viernes (19.06.2020) que volverá a intentar cancelar el programa migratorio conocido como Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) después de que este jueves el Tribunal Supremo rechazase su primera tentativa de revocarlo.

En un mensaje a través de Twitter, el mandatario indicó que “en breve” enviarán “documentos mejorados” en los que atenderán los requerimientos del Alto Tribunal, que dio la razón a los abogados que defienden los derechos de cerca de 650.000 jóvenes indocumentados que llegaron al país ilegalmente de la mano de sus padres, protegidos actualmente por este amparo y conocidos popularmente como ‘dreamers’ (‘soñadores’ en inglés).

En su opinión, este jueves “no se perdió ni ganó nada”, y solo fue un “punt”, es decir, un despeje, una jugada utilizada en fútbol americano para mandar la pelota a campo contrario y alejar el peligro. “He querido cuidar a los beneficiarios de DACA mejor que los demócratas buenos para nada, pero durante dos años se negaron a negociar. Han abandonado DACA. Según la decisión (del Supremo), los demócratas no pueden hacer ciudadanos a los DACA. ¡No ganaron nada!”, dijo Trump en su tuit.

El fallo del Supremo fue visto como una inesperada victoria por los cientos de miles de jóvenes inmigrantes amparados contra la deportación, aunque muchos alertaron este mismo jueves de que no se podrían fiar de que Trump no volviera a intentar cancelar el programa aprobado en 2012 por su predecesor, Barack Obama, a pesar de la popularidad de DACA, incluso entre los republicanos. De hecho, el magistrado republicano John Roberts, que votó a favor de la sentencia ayer, explicó en el propio acta que el tribunal únicamente pronunció sobre los “requerimientos de procedimiento” y no sobre “si DACA o su terminación son políticas fundadas”. seguido por Trump para

Trump, anunciaron hoy asimismo fuentes de la Casa Blanca, visitará el próximo martes la frontera con México para “inspeccionar el muro” en Arizona, un estado clave en las elecciones de noviembre. El presidente estadounidense iba a dar hoy un discurso electoral en Telsa, escenario de uno de los peores episodios raciales de la historia de Estados Unidos, con motivo del “Juneteenth”, el día para conmemorar el fin de esclavitud. Sin embargo, anunció finalmente en Twitter que posponía el polémico acto para el día siguiente, “por respeto” a esta fecha eminentemente simbólica.