Luego de que congresistas locales de California anunciaran una propuesta denominada millonaria denominada “pollution solution” para solucionar el problema de aguas residuales en las playas, el Lic. Marcello Hinojosa Jiménez, vicepresidente Nacional Noroeste de la Canacintra con especialidad en ingeniería ambiental, consideró que es un proyecto inviable mientras no se atienda el problema del lado mexicano.

Este proyecto de ley requiere, expuso el dirigente, es liderado por el diputado Juan Vargas quien hace unos días, en Chula Vista, California, dio a conocer que más 427 millones de galones de aguas residuales sin tratamiento son derramados al mar tan sólo en lo que va del año, por parte de la Comisión Estatal de Servicios Públicos de Tijuana (Cespt).

El presupuesto planteado, dijo, asciende a 150 millones de dólares anuales durante los próximos 5 años que serían financiados a través del Banco de Desarrollo de América del Norte (BDAN), pero que no es la solución de raíz.

Hinojosa Jiménez, quien ha venido trabajando en coordinación con la ONU (Organización de las Naciones Unidas) en la agenda 2030 en el sector medio ambiental, por parte de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra), lamentó las afectaciones tanto a Tijuana como a los vecinos norteamericanos, ya que son temas que no se atendieron en su momento.

“La misma autoridad portuaria de Estados Unidos acaba de declarar la situación como una crisis ambiental, ya que la gente se está enfermando por los derrames provenientes de Tijuana, que además están contaminados con arsénico y plomo, que solo pueden venir de la industria”, apuntó.

El vicepresidente nacional noroeste de la Canacintra refirió que el organismo operador del agua en Tijuana, la Cespt, con tal de recaudar más, se ha extralimitado en sus facultades al estar recibiendo aguas industriales, sin tener la capacidad de tratarlas y, por el contrario, matan las bacterias que se encargan de purificar las aguas negras. Explicó que la comisión del agua en tijuana está permitiendo la descarga de estas aguas con solo neutralizarlas, lo cuál no les quita sus componentes químicos ni metales pesados y sobre todo que no hay un laboratorio acreditado que vigile estas descargas.

“Creo que en Canacintra hemos avanzado en el tema del cuidado del medio ambiente, al lograr el año pasado que nos fuera aprobada la eliminación de la bolsa desechable de plástico en Tijuana y Rosarito, sin embargo tenemos una encomienda derivada en las reuniones con la ONU”,

La Canacintra tiene el compromiso de emprender acciones en beneficio del medio ambiente, detalló, las cuales forman parte de la agenda de desarrollo sustentable 2030 con Naciones Unidas.

“En el caso de los derrames estamos teniendo afectaciones al medio ambiente en ambos países, daño a la salud y el daño a las economías que dependen del turismo”, destacó.

Para finalizar, dijo que próximamente la Canacintra, en colaboración con organismos ambientales, realizará análisis de la calidad del agua que se derrama en el mar, por medio de un laboratorio acreditado, para tener una referencia en los avances que se tengan en esta materia.