La captación récord en remesas es una muestra de incapacidad económica, preocupación y hasta vergüenza para México; que no sólo evidencia falta de empleo y desarrollo, sino la dependencia del país hacia Estados Unidos, evidenciaron especialistas consultados por Publimetro.

Señalaron que el monto histórico de tres mil 203 millones de dólares en remesas en mayo pasado, reportado por el Banco de México, y el récord esperado de 39 mi millones al cierre de 2019 son un arma de doble filo; que –por un lado– ayuda combatir la pobreza en el país.

«Doce millones 683 mil migrantes mexicanos radican en Estados Unidos», reportó la ONU.

Pero que –por otro– son un peligro ante la desaceleración actual de la economía de EU, que en 2021 puede caer en recesión; lo que restringiría el empleo y los envíos de dinero al país; llevando hasta la miseria a miles de hogares que pagan su alimentación, vestido y educación con remesas.

Para dimensionar este último riesgo, basta decir que ls cifras de la Secretaría de Gobernación, el Consejo Nacional de Población y el banco BBVA advierten que hay estados donde hasta 10% de su Producto Interno Bruto (PIB) depende de los dólares enviados por los connacionales en el extranjero.

REMESAS, DIQUE CONTRA POBREZA

El profesor emérito del Tecnológico de Monterrey, Raymundo Tenorio Aguilar, explicó que las remesas son un dique contra la pobreza; debido a que 75% de los recursos enviados por los mexicanos en Estados Unidos sirven para que las familias receptoras en Mexico paguen lo básico.

Tal porcentaje, apuntó, es destinado a la compra de comida, vestido y educación; mientras que el restante 25% se reparte en salud, deudas y compra de enseres domésticos o reparaciones del hogar.

Frente a tal realidad –apuntó el especialista– “no hay nada que celebrar y menos presumir que el nivel récord en remesas es un logro de gobierno; como lo hizo el presidente Andrés Manuel López Obrador, en su discurso de celebración por su triunfo electoral del 1 de julio.

“Nos debería preocupar, porque los montos históricos en remesas muestran la incapacidad económica del país; para ofrecer empleo y desarrollo a quienes migraron. Y, más bien, los montos históricos son resultado del crecimiento –de 3% en el primer trimestre de 2019– y el pleno empleo en EU”, subrayó.

REMESAS: VERGÜENZA Y PELIGRO

El investigador de la Escuela de Gobierno y Economía de la Universidad Panamericana, Gabriel Pérez del Peral, indicó que –si bien las remesas son la tercera fuente de divisas para el país, después de las exportaciones y la inversión extranjera– destacarlas es una vergüenza.

Indicó que México captará 39 mil millones de dólares en remesas al cierre de 2019 y para 2020 esta cifra alcanzará nuevos récords; impulsados por la incertidumbre que provocan las amenazas de deportación y la política migratoria del presidente de EU, Donald Trump.

«Seis veces más ganan los mexicanos que radican en EU, por hacer las mismas actividades productivas en México», señaló el especialista Gabriel Pérez del Peral.

El mandatario estadounidense, apuntó está en campaña y va a mantener los ataques contra los mexicanos; lo que catapulta los envíos por miedo a las deportaciones; pero la economía estadounidense se está desacelerando y caerá en recesión a finales de 2020 o principios de 2021.

Ello, puntualizó Pérez del Peral, representa un serio peligro; porque la frecuencia de los envíos y el monto promedio de 318 dólares mensuales van a disminuir; y esto abre la puerta a la pobreza de miles de familias que dependen de las remesas.

REMESAS, DEPENDENCIA E INCAPACIDAD

El consultor internacional, Abraham Vergara Contreras, afirmó que los récords en la captación de remesas es una muestra de dependencia laboral y económica hacia Estados Unidos; además de un prueba de la incapacidad de México para ofrecer un desarrollo digno a su población.

“Antes que festejar como lo hizo el presidente López Obrador, habría que reconocer que las cifras registradas en mayo pasado son un triunfo de Donald Trump”; y aunque el problema viene desde otros sexenio, no hay una estrategia clara para revertirlo durante el nuevo gobierno.

Imaginemos, apuntó, que Trump deporta miles de condicionales parara ganar votos en su campaña de reelección; esto evidenciaría que no hay forma de ofrecer empleos bien remunerados en México y que los repatriados no tendrían otra opción que vender en las calles e integrarse a la informalidad.

Además de que se formarían nuevas franjas o cinturones de miseria en la zona fronteriza; donde los deportados se sumarían al 30% o 40% de los migrantes centroamericanos que hoy están tratando de cruzar a EU y que no van a regresar a sus países, puntualizó el especialista.

REMESAS EN MÉXICO A DETALLE

Las cifras del Banco de México y las estadísticas del Anuario de migración y remesas México, elaborado por la Secretaría de Gobernación, Conapo y BBVA, reportaron que México captó:

  • 33 mil 470 millones de dólares captó en 2018 en remesas familiares.
  • 13 mil 724.4 millones durante los primeros cinco meses del año; 4.7% superior frente al mismo periodo del año pasado.
  • Los estados campeones en remesas son: Michoacán, con dos mil 915 millones de dólares anuales; Jalisco, con dos mil 797 millones; Guanajuato, con dos mil 559 millones; Estado de México, con mil 680 millones; y Puebla, con mil 558 millones de dólares.
  • El top de entidades con mayor dependencia económica hacia las remesas está integrado por: Michoacán, con 10.9% del PIB local; Oaxaca, con 9.6% del PIB; Zacatecas, 9.4% del PIB; Guerrero, 9.2% del PIB.

MÉXICO EN EL TOP MUNDIAL DE REMESAS

La Comisión Binacional de Asuntos Fronterizos del Colegio Nacional de Economistas reportó que los países campeones en captación de remesas son:

  1. India: 70 mil millones de dólares.
  2. China: 66 mil millones de dólares.
  3. Filipinas: 34 mil millones de dólares.
  4. México: 33 mil 470 millones de dólares.