En el primer trimestre del año, la Inversión Extranjera Directa a México (IED) se desplomó 19.6%, por lo que alcanzó 10 mil 162 millones de dólares. Esta es la peor caída de la IED en una década. En este escenario, grandes empresas privadas nacionales e internacionales comenzaron a contratar personal de la desaparecida ProMéxico, paraestatal que atrajo capital productivo al país.

El director ejecutivo de la región Bajío de Newmark Knight Frank (NKF), Samuel Campos, aseguró que buscaron a quienes manejaban las diferentes zonas geográficas del país y que conocen los flujos de inversión extranjera directa. “Ese talento no se puede desperdiciar (…) por la decisión de cerrar ProMéxico”, comentó a ejecentral.

NKF es el brazo encargado del negocio de bienes raíces de la consultora internacional BGC Partners, empresa que al 2 de julio reportó un valor bursátil en Wall Street, superior a mil 830 millones de dólares. La compañía está presente en más de 400 oficinas del mundo.

Un mes después de que, por decreto presidencial, desapareciera ProMéxico, nacida en junio de 2007, NKF sumó a su equipo a cinco ejecutivos de alto rango de esa paraestatal: Carlos Sánchez Pavón, que fue director regional de ProMéxico en Europa y África; Lourdes Arana, excoordinadora para América Latina y el Caribe; Sofía Elguero, excoordinadora de la región Norteamérica; Gerson Garduño Chavero, exconsejero en Singapur, y Rodrigo Olmos, que fue encargado de la Unidad de Promoción de Exportaciones.

“Tienen una serie grande de contactos, enlaces y redes a nivel mundial de donde surgen los proyectos, las iniciativas de inversión”, detalló Campos.

Es tal el networking de los ejecutivos, señaló, que NKF ya trabaja en “más de 40 proyectos que estamos manejando. Es un número considerable y seguimos prospectando nuevos proyectos y sumaremos más proyectos en este segundo semestre y otros en 2020”.

Argumentando contratos de confidencialidad, Campos evitó detallar los nombres de las compañías que analizan invertir en México, pero aseguró que hay cuatro empresas de “grandes marcas” y que 60% son proyectos orientados al sector automotriz y 30% pertenecen a la industria de alta tecnología.

NKF no es la única que empleó a exfuncionarios, sino que tiene conocimiento que otros exProMéxico fueron contratados por grandes desarrolladores de parques industriales en el país, dijo Campos.

Al rescate de la IED a México

En la primera semana de mayo, la consultora internacional AT Kearney informó que México se hundió en el Índice de Confianza de IED 2019, es decir que se desplomó ocho posiciones y fue ubicado en el último lugar de 25 economías.

Pero ese lugar contrasta con el hecho de que México es la decimoquinta economía del mundo y el principal socio comercial de la mayor economía del planeta: Estados Unidos.

›Después de la noticia, el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que la IED superó 10 mil millones de dólares al primer trimestre, incluso sostuvo que en todo el año crecería al mismo nivel, cuando menos, de los tres primeros meses, 7.0 por ciento. Ese incremento lo confirmó el 1 de julio en la celebración del primer aniversario de haber sido electo Presidente de la República.

Los datos del Banco de México revelan que la IED sumó 10 mil 162 millones, pero no aumentó, sino que se desplomó 19.6% respecto a 12 mil 644 millones de igual lapso de 2018. Esa contracción porcentual es la más severa desde 2010 y por cantidad es la más baja desde 2013, en comparación al primer trimestre de cada año.

Según AT Kearney, el desplome de la confianza se debe a la retórica del presidente López Obrador para desafiar la inversión privada en sectores clave como el energético.

Por la demora en la generación de información global, el efecto de la cancelación para participar en proyectos del sector eléctrico y petrolero del gobierno mexicano al capital privado será hasta 2020.

El Banco Mundial reveló que hasta 2018, México sólo atrajo el 3.2% de la IED global, lo que que contrasta con 19.0% que captó China. Es decir, por cada dólar de IED que llegó a México en 2018, los chinos captaron casi seis dólares.