Ante la medida el dólar se ha disparado.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció en su cuenta de Twitter que impondrá aranceles del 5% a todos los bienes provenientes de México a partir del 10 de junio, hasta que se detenga el flujo de inmigrantes indocumentados en la frontera entre ambas naciones.
«Las tarifas se incrementarán gradualmente hasta que se remedie el problema de la Inmigración Ilegal, momento en el que serán removidos los aranceles», publicó en la red social.
Por su parte, la Casa Blanca emitió un comunicado en el que informa que «la cooperación pasiva de México para permitir esta incursión masiva constituye una emergencia y una amenaza extraordinaria para la seguridad nacional y la economía de Estados Unidos».

«México tiene leyes de inmigración muy fuertes y fácilmente podría detener el flujo ilegal de migrantes, incluido regresarlos a sus países de origen», agrega.

Los aranceles se incrementarán a un 10% el 1 de julio, a un 15% el 1 de agosto, a un 20% el 1 de septiembre, para llegar a un 25% el 1 de octubre.