Ante la frustración del presidente Donald Trump sobre el aumento de inmigrantes que piden asilo en su frontera sur, uno de sus consejeros le sugiere detener las remesas que son enviadas a México, como presión para que el país vecino detenga el paso de personas que provienen de Centroamérica.

Kris Kobach, ex secretario de estado de Kansas y frecuente consejero de Trump, dijo en una entrevista de radio con el sitio de noticias conservadoras Breitbart News Tonight que Trump debería emitir una orden ejecutiva dando por terminadas todos los envíos de dinero que realicen inmigrantes indocumentados a través de bancos estadounidenses.

Si Estados Unidos implementa este plan, obligaría a México a colaborar con Estados Unidos en detener el paso de inmigrantes no autorizados, dijo.

“La amenaza que le propongo (a Trump), es detener las remesas de las personas que estén ilegalmente en Estados Unidos. Esa amenaza de hecho podría ayudar a nuestra economía, porque es dinero que no sale del país y se queda en circulación en nuestra economía”.

Kobach, quien en años pasados asesoró a varias municipalidades que buscaban restringir servicios a inmigrantes indocumentados, incluido Farmers Branch en Texas, dijo en la entrevista de radio que su idea es una táctica sólida para detener la inmigración, además que obligaría al gobierno mexicano a actuar pronto.

Inmigrantes mexicanos que residen en Estados Unidos enviaron $34,000 millones en remesas a su país, de acuerdo a reportes del Banco Mundial.

Kobach ha sido frecuentemente mencionado como posible funcionario en el gabinete de Trump.