Los ciudadanos designados por el Presidente de la República como cónsules generales de México en Phoenix, Arizona, Laredo, Texas y San Diego, California, fueron ratificados por unanimidad en las comisiones de Relaciones Exteriores y de Relaciones Exteriores América del Norte.

Previo a su aprobación, los aspirantes comparecieron ante integrantes de ambas comisiones. Aseguraron a senadores de la República que trabajarán para intensificar la protección consular, flexibilizar la expedición de documentos, establecer redes informativas y promover el comercio.

Al presentar su plan de trabajo para el consulado en Phoenix, Jorge Mendoza Yescas dijo que el objetivo es intensificar la protección y asistencia consular para los connacionales más vulnerables, además de atender las cruciales relaciones económicas y comerciales de México con Arizona.

Refirió que en ese estado de la Unión Americana residen más de 250 mil mexicanos de manera irregular, por lo que es necesario flexibilizar la expedición de documentos y desplegar un intenso trabajo comunitario para empoderarlos. También, agregó, promoverá programas de reunificación familiar e incrementará los consulados móviles.

En su turno, Juan Carlos Mendoza Sánchez, designado cónsul en Laredo, dijo que en esa jurisdicción se establecerán redes informativas comunitarias como mecanismo de autoprotección y respuesta inmediata, cuando se trate de redadas y operativos en contra de nuestros connacionales.

También destacó la importancia de visitar permanentemente el Centro de Procesamiento de la Patrulla Fronteriza y la Corte Federal estadounidense para garantizar que los mexicanos detenidos tengan un debido proceso.

El designado cónsul general en San Diego, Carlos González Gutiérrez, aseguró que encuentra el terreno listo para capitalizar y fortalecer las iniciativas de integración y colaboración transfronteriza. También, para desarrollar nuevas estrategias que pongan por delante la defensa de los migrantes y dignifiquen su presencia en ese país.

Aseguró que su plan de trabajo está alineado con las acciones prioritarias de protección, dignificación y empoderamiento de los connacionales. “El Estado mexicano contará con mi compromiso irrestricto de defender a la comunidad mexicana en ese país y de impulsar acciones que promuevan los intereses nacionales con California”, concluyó.