Para Ana Valdés, directora de LDC, los 58 millones de latinos en este país poseen un poder de compra de 1,7 billones de dólares y representan un valor real.