La reforma fiscal de Estados Unidos que disminuyó la tasa corporativa de 35 a 21 por ciento ha sido un imán para empresarios mexicanos, señalan especialistas.

En contraste, la inversión extranjera directa procedente de EU a México, cayó 15 por ciento en el mismo periodo, según Economía.

“El impacto en México de la reforma fiscal en EU es que ha cumplido el objetivo de hacer que empresarios mexicanos volteen a ver ese mercado como interesante”, dijo Édgar Lopezlena, especialista de la firma RSM, en EU.

Las empresas más interesadas en producir en el vecino país son las que venden alimentos procesados, dijo. Un ejemplo es la adquisición de East Balt Bakeries por Bimbo.
Sergio Luna, director de estudios económicos de Citibanamex, afirmó que además de la reforma fiscal hay otros factores, como la incertidumbre por el ambiente político en el País el año pasado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here