Trump lo trajo para justificar su política contra la migración y contra Irán; quienes lo escucharon vieron a un personaje que se salvó después de sobrevivir a los campos de concentración, gracias al asilo que se le dio y se preguntaron cuántos centroamericanos están en la misma situación.

Cuantos morirán en los campos sangrientos de Centroamérica, creados por los propios estadounidenses, y cuántos se convertirían en invitados presidenciales o por lo menos dignos miembros de su comunidad si se les diera el derecho a un asilo político que hoy se les niega.

No hay comentarios

Agregar comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, Mexican American Political Action Committee se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de Mexican American Political Action Committee, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.


Artículo anteriorComo moneda, el discurso de Trump tiene 2 caras
Siguiente artículoMexicanos en Estados Unidos: las cifras que muestran su verdadero poder económico
TijuaNotas.com es un medio periodístico ciudadano, creado y alimentado por ciudadanos e instituciones de la Sociedad Civil.Su objetivo es servir como medio ilustrativo de todo lo positivo que pasa, dejando el aspecto negativo para los otros medios.TijuaNotas.com es un espacio donde poder informarse, formarse, pensar, analizar y actuar informada e inteligentemente.