Con promesas como “Sí dreamers” y una reforma migratoria integral, el demócrata de o9rigen mexicano Julián Castro, quien fue secretario de Vivienda en el Gobierno del expresidente de Estados Unidos Barack Obama (2009-2017), anunció este sábado su candidatura para las próximas elecciones presidenciales de 2020.

“Cuando mi abuela llegó aquí, hace ya casi cien años, estoy seguro de que nunca se imaginó que solo dos generaciones después, uno de sus nietos formaría parte del Congreso de los Estados Unidos, y que el otro estaría ante ustedes hoy diciendo las siguientes palabras: Yo soy candidato para Presidente de los Estados Unidos” precisó Castro, quien finalizó su anuncio al grito de “Vámonos”.

Después de meses de especulación, Castro dio a conocer su decisión sobre su candidatura en la Plaza Guadalupe al oeste de San Antonio, zona altamente poblada por la comunidad mexicoamericana y donde él mismo creció y vive.

La candidatura para presidente de Estados Unidos de Castro llevará el eslogan “One Nation. One Destiny” o “Una Nación. Un Destino”.

Castro, quien también fue alcalde de San Antonio, Texas, entre 2009 y 2014, creó el pasado mes un comité exploratorio para analizar su posible candidatura presidencial de cara a las elecciones, en las que, de ganar las primarias demócratas, lo más seguro es que se enfrente al republicano Donald Trump, que aspira a la reelección.

En los últimos meses, el demócrata había insinuado en que presentaría su candidatura, aunque sin una comunicación oficial.

El político publicó un video en el que repasó los orígenes mexicanos de su familia y explicó el éxito que han tenido él y su hermano, el representante por Texas en la Cámara Baja, Joaquín Castro, gracias al esfuerzo de su abuela de llegar a Estados Unidos “sin nada”.

En las pasadas elecciones presidenciales, Castro fue uno de los nombres que sonó como posible compañero de candidatura de la demócrata Hillary Clinton en los comicios presidenciales de 2016, aunque finalmente el senador Tim Kaine fue el elegido como candidato demócrata a la Vicepresidencia.

La noticia sobre su posible candidatura llega después de que la senadora demócrata Elizabeth Warren, una de las figuras más populares y progresistas del Partido Demócrata, anunciase a comienzos de año que planea competir por la Presidencia en las elecciones de 2020.

Junto a Warren y Castro, también han confirmado su intención de competir en las primarias demócratas los legisladores John Delaney (Maryland) y Tulsi Gabbard (Hawái).
Se espera que este grupo continúe ampliándose en las próximas semanas, y entre el que los demócratas escogerán a quien se enfrentará en las elecciones al actual presidente, el republicano Donald Trump, quien ya ha afirmado que buscará la reelección.