El estadounidense promedio tiene más peso que a principios del siglo XXI y se encuentra muy cerca de la obesidad, según datos sobre métricas corporales de Centers for Disease Control (CDC).

El estadounidense promedio mide 1,72 metros de alto y pesa 90 kilos; una mujer promedio mide 1,67 metros y pesa 77 kilos, según datos de CDC. Eso se compara con los 85 kilos en hombres y los 74 kilos en mujeres de principios de siglo.

Un hombre de estatura promedio se considera con sobrepeso entre 77 y 92 kilos, y obeso cuando supera esta última cifra. Una mujer de estatura promedio se considera con sobrepeso entre 64 y 79 kilos, y obesa por encima de esta última cifra. El hombre norteamericano blanco no hispano promedio pesa 92 kilos.

La Obese Society, organización de investigación científica, clasificó este mes la obesidad como una enfermedad crónica no transmisible en todo el mundo. «La obesidad cumple todos los criterios para ser una enfermedad y, por lo tanto, debe caracterizarse como tal», señaló Cathy Kotz, vicepresidenta de la sociedad y profesora de la Universidad de Minnesota.

Índice de masa corporal

En 2015-2016, el índice de masa corporal promedio ajustado por edad, una medida de la grasa corporal basada en la estatura y el peso, aumentó a 29,1 para los hombres y 29,6 para las mujeres, comparado con 27,8 para los hombres y 28,2 para las mujeres durante 1999-2000. Un IMC normal está entre 18,5 y 24,9. Una persona es considerada obesa a partir de un IMC de 30.

El índice de masa corporal para hombres y mujeres es el mismo hasta aproximadamente los 40 años y luego aumenta a un ritmo más rápido entre las mujeres.

El peso durante las celebraciones

Mantener el peso durante las fiestas es un desafío.

Los estadounidenses tienden a sumar un 0,4 por ciento a su peso dentro de los 10 días posteriores al día de Navidad y un 0,2 por ciento durante el Día de Acción de Gracias, según otro estudio publicado en el New England Journal of Medicine en 2016.

Y el aumento de peso en las fiestas no se limita a Estados Unidos.

El riesgo de enfermedad cardíaca y diabetes tipo 2 aumenta con un tamaño de cintura que es mayor que 89 centímetros para las mujeres o mayor que 102 centímetros para los hombres.

En los últimos 18 años, el peso promedio, la circunferencia de la cintura y el índice de masa corporal en adultos ha aumentado para todos los grupos de edad, para hombres y mujeres blancos y mexicoamericanos no hispanos y para mujeres de raza negra no hispanas.

Los hombres de raza negra no hispanos han logrado mantener su peso promedio, medición de cintura e índice de masa corporal desde 2006. No se observaron cambios en los promedios para hombres y mujeres asiáticos no hispanos.

La diferencia de peso entre los sexos se ha reducido en los últimos años.