El presidente del Comité Judicial de la Cámara de Representantes, Bob Goodlatte, señaló que la situación de los migrantes centroamericanos en la frontera no se debe resolver con medidas de contención, sino con unacuerdo entre Estados Unidos y México.

Goodlatte, republicano por Virginia y quien dejará la presidencia del Comité en enero a los demócratas, dijo que ya existen “negociaciones serias” entre la administración de Donald Trump y el nuevo gobierno mexicano del presidente Andrés Manuel López Obrador.

“El presidente, el Departamento de Seguridad Interna (DHS) y la Patrulla Fronteriza son muy valientes, para tratar de detener intentos de invasión a través de nuestro puerto de entrada en San Ysidro, California, pero no es la manera correcta de manejar esto”, dijo a la cadena Fox News.

“Necesitamos un acuerdo con México y necesitamos cambios en nuestras leyes, de tal manera que las personas que no se suponga deban entrar a Estados Unidos, puedan ser repatriadas a sus países de origen de manera expedita”, añadió.

El secretario de Estado, Mike Pompeo, continuará las discusiones con el designado secretario mexicano de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, durante una cena de trabajo en el Departamento de Estado.

Pompeo dijo en una entrevista con la cadena CNN que ha desarrollado ya una “buena relación” con el canciller mexicano.

“Vamos a trabajar para ayudar a construir la economía mexicana en el sur de su país, a trabajar con las naciones del Triángulo del Norte también. Éstos son importantes elementos de lo que estamos tratando de lograr… y estamos trabajando duro con el próximo secretario Ebrard”, dijo Pompeo.

“Seguiremos desarrollando esta relación. No está sólo enfocada en los asuntos de migración que atraen los titulares.

Hay muchos asuntos económicos entre nuestros dos países y otros comerciales, organizaciones criminales, en las que estamos trabajando conjuntamente”, añadió.

A pregunta del conductor de la cadena, Wolf Blitzer, el secretario de Estado estadunidense dijo que la administración Trump mantiene el plan de construir el muro en la frontera con México.

El presidente Trump solicitó al Congreso cinco mil millones de dólares este año para la construcción del muro. El Senado propuso aprobar mil 600 millones de dólares en seguridad fronteriza y la Cámara Baja el total solicitado por el presidente.

A menos que la Casa Blanca, republicanos y demócratas no logren un acuerdo del presupuesto del Departamento de Seguridad Interna para el 7 de diciembre, el gobierno federal estadunidense podría quedar paralizado nuevamente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here