El Congreso se prepara a iniciar nuevas investigaciones contra Trump.

China no se dobla antes las amenazas de Trump.

Europa se distancia de los Estados Unidos de Trump.

El FBI trata de investigar a Trump y sus múltiples negocios mientras el Departamento de Justicia trata de evitarlo.

Los demócratas se encuentran en posición sino de hacer daño, por lo menos de hacer ruido.

Y para distraer a todos “Dios” bendice a Trump con una muy -demasiado- oportuna caravana de “criminales”(inmigrantes) hondureños.

Trump afirma que entre los migrantes hay “algunos” criminales, pero no logra encontrar a ninguno.

Para “defender” a Estados Unidos Trump usa al ejército para “armar” una frontera que no necesitaba ser armada,

Cierra un cruce que no necesitaba ser cerrado, gasta dinero que necesitaba ser gastado, pero “documenta” que los hispanos -hondureños, mexicanos o lo que sean- son todos unos criminales demostrado no por él, ¡sino por los tijuanenses!

¿Y cómo se defiende la reelección?

Con ayuda de Tijuana, más bien desde Tijuana, con operativos financiados por los trumpistas para expandir el miedo, justificar los gastos y mantener el poder.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here