La Asociación Ángeles de la Frontera cumplió 33 años de apoyo a la comunidad migrante, en este marco también se realizó la quinta cena anual con la idea de recabar fondos para poder seguir continuando con su labor, y en donde llevaron a cabo un homenaje a personas que han realizado aportaciones importantes a esta causa.

“Les agradezco por estar aquí esta noche y por prestar su dinero y su corazón para apoyar el trabajo que Border Angels realiza todos los días”, dijo el Director Ejecutivo y Fundador de esta asociación, Enrique Morones.

Afirmó que hoy más que nunca seguirán en pie de lucha brindando el respaldo a los migrantes que llegan a la frontera de México con Estados Unidos, procedentes de distintas entidades de la República Mexicana y de otros países.

“A más de 30 años Ángeles de la Frontera se ha mantenido fiel a su misión de defender a aquellos que están indefensos ante estos ataques injustos; en este tiempo hemos aprendido algunas lecciones valiosas: “Estar en silencio ante la injusticia es consentirla” y sobre todo a que “El amor no tiene fronteras” “, manifestó.

Asimismo mencionó que para esta asociación, es importante reconocer a aquellos que desde sus trincheras han realizado aportaciones en apoyo a los mirantes, siendo en esta ocasión los homenajeados: Margarita Zavala, quien fue legisladora en los ámbitos local y federal; Kirsten Zittlau Eso, abogada y activista y Jacqueline Arellano consejera y activista.

En el caso de Margarita Zavala, dijo que como primera dama, impulsó acciones para mejorar la vida de los menores migrantes no acompañados y Kirsten Zittlau Eso, desde el 2016 se ha visto envuelta en activismo con respecto a la violación de los derechos humanos en la frontera de California/México, quien casi muere en accidente cuando apoyaba a la asociación.

Mientras tanto agregó que Jacqueline Arellano, es una activista quien ha llevado el agua a los migrantes que cruzan por el desierto; además de que ha estado a cargo de campañas para entregar víveres a campamentos de refugiados en Sonora, y ha apoyado arduamente en los refugios de Tijuana.

En la parte artística participaron: Coral Macfarland Thuet, actriz y cantante; Ruby Clouds, es un dúo conformado por Claudia García y su hermano Vid así como el grupo Dancers Without Borders.

Enrique Morones, refirió que Ángeles de la Frontera, es una organización sin fines de lucro quienes por más de 3 décadas ha apoyado a migrantes que a diario intentan cruzar hacia Estados Unidos, con acciones como dejar agua en el desierto a lo largo de las rutas transitadas por estas personas y también les brindan asesoría legal, entre otro tipo de apoyos.

Actualmente cuentan ya con alrededor de cinco mil voluntarios, quienes lo han apoyado en las diversas actividades que han organizado en respaldo de la comunidad migrante.

Para mayores informes sobre el trabajo que realiza Ángeles de la Frontera los interesados dijo pueden marcar al teléfono 760 482-6355 o bien ingresar al sitio oficial www.borderangels.org

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here