El Consulado de México en San BernardinoCalifornia, diseñó un programa para que los mexicanos y méxico-americanos, en esta región de Estados Unidos, puedan cursar una carrera profesional en la Universidad Estatal de Califonia, San Bernardino, informó Salomón Rosas Ramírez.

El cónsul de México en San Bernardino aseguró, en una entrevista con 24 HORAS, que se trata de un programa innovador en el cual también participaron el doctor Tomás Morales, presidente de la Universidad Estatal de California y presidente de la Asociación Hispana de Universidades (HACU, por sus siglas en inglés, y que agrupa a 400 universidades con enfoque de atención al hispano), así como empleadores y miembros de la comunidad empresarial.

Rosas Ramírez dijo que, desde el año pasado y hasta la fecha, han integrado a la universidad a 83 mexicanos con residencia legal, entre quienes también se encuentran hijos de padres mexicanos nacidos en Estados Unidos.

¿Cuándo llegaste como cónsul de México a San Bernardino?
-Llegué el 2 de mayo de 2016. Este Consulado que, si bien no es de los de mayor renombre, como pueden ser los de Los Ángeles, Chicago o Miami, es una representación diplomática que tiene una gran representatividad de lo que vive nuestra comunidad migrante. Te comento que de los 11 millones de mexicanos y de mexicano-americanos, que se estima que viven en California, que hacen su trabajo, van a la escuela, generan riqueza y mandan remesas a México, dos millones y medio los tengo en este Consulado de San Bernardino.

Es un número muy importante y los tenemos en dos condados que son mi circunscripción: San Bernardino y Riverside. Es un Consulado que tiene más de 70 años de existir y es tal su relevancia porque ahí estaban originalmente los campos de cítricos: las naranjas y los limones. Ahora, más hacia el valle de Coachela, está toda esta producción tan importante de dátil; es la segunda región más importante productora de dátil en el mundo y la gran mayoría de los trabajadores del campo son gente de origen mexicano.

Se estima que en Estados Unidos hay alrededor de 36 millones de mexicanos y mexicano-americanos y que, en esa lógica, nosotros estamos viendo cómo están organizados. Porque somos muchos, pero estamos muy mal organizados; sin representaciones sociales.

¿Tenemos la mayor presencia diplomática en Estados Unidos por los millones de mexicanos que viven allá?
-Somos la nación con mayor presencia diplomática en cualquier otro país; México tiene 50 consulados en Estados Unidos, de los 67 que hay a escala mundial. Tenemos más consulados en la Unión Americana, porque ahí está nuestra población, nuestra gente, de primeras, segundas y terceras generaciones.

¿Y San Bernardino es clave?
-Esta región del sur de California, en la que a mí me toca en el Consulado de San Bernardino, es la que ha crecido más económicamente dentro de California en los últimos 65 años. Hay una región metropolitana que se conoce como el Imperio de Adentro y es donde se desarrollan los proyectos más importantes en este estado. Por ejemplo, ahí se realiza un proyecto económico, logístico, de gran envergadura, que es el World Logistics Center, ahí se van a mover 19 mil tráileres diarios y se van a generar 50 mil empleos directos. Está en la ciudad de Moreno Valley, que me toca atender. En la región también se construyen 350 mil nuevas viviendas. ¿Qué es lo que está sucediendo? El desplazamiento que ocurre de la zonas conurbadas de Los Ángeles y de San Diego, nosotros somos vecinos de ambas, se está viniendo a esta región y evidentemente la población de origen hispana, pero preferente, la de origen mexicano.

¿Y la población indocumentada?
-Hay grandes contrastes. Tenemos una población nuestra indocumentada que se estima en cerca de 300 mil personas, en la región donde yo estoy, y que son los más vulnerables; muchos de ellos, en las zonas de campo. Hay mucha gente. Y tenemos un gran reto de cómo servirle a nuestros compatriotas en Estados Unidos.

¿Con este escenario surge el programa académico?
-Prácticamente desde que llegué, me di cuenta (lo voy a resumir en una frase) que éramos muchos, pero que estábamos muy mal organizados; desorganizados totalmente. Lo que hicimos fue salirnos de las oficinas.

Fuimos a contactar a nuestros compatriotas, a invitarlos a través de los medios de comunicación a que se acercaran al Consulado, a que nos invitaran a sus escuelas los padres de familia, ir a sus centros de trabajo, a contactarnos con la comunidad empresarial, diciéndoles este argumento muy sencillo: tú tienes tu empresa, tienes tu industria y 80 o 90% de tus trabajadores son de origen mexicano. Me interesa que hagamos una alianza, que construyamos programas juntos, que vayamos de la mano, que me permitas entrar a tu centro de trabajo y darle toda la información que yo tengo de cómo podemos proteger a nuestra comunidad.

Casi siempre vemos al migrante desde aquí, desde México, en una perspectiva de que ellos son los que tienen que mandar lana al país. Ellos son los que (aportan) más a las remesas y sabemos el valor que tienen en nuestro país. El último año fueron 29 mil millones de dólares los que mandaron nuestros paisanos de Estados Unidos a México, a sus familiares. Yo allá tengo una comunidad preferentemente de gente de Michoacán, Jalisco, Baja California, Sinaloa y Ciudad de México.También existe una federación de yucatecos muy fuerte, están produciendo y exportando productos de miel desde Yucatán, pasando por California y de ahí a Asia.

¿Qué encontró en sus contactos con mexicanos?
-Fuimos a hablar con ellos para decirles que tenemos servicios de protección y también para externarles: “Dinos en qué más te podemos ayudar”. Y salieron muchas cosas, como qué podíamos hacer por sus hijos que están llegando a la universidad y que tienen poco apoyo; hay discriminación, tienen pocos recursos, y nos pedían apoyos para becas.

¿En este escenario diseña el programa de becas?
-Lo diseñamos en el Consulado, junto con el doctor Tomás Morales, presidente de la Universidad Estatal de California. Y convocamos a la comunidad empresarial, a los grandes empleadores. Yo tengo ahí un organismo que se llama Economic Partnership, que preside Paul Grand, que es un amigo americano, pero sus padres son sinaloenses, y él congrega en este organismo a los principales empleadores de esta región del sur de California, que quiénes son: AmazonPepsicoCoca-cola, Cardenas Market, estas grandes empresas que están en la región que está creciendo aceleradamente. Entonces le dije, vamos a hacer algo por los muchachos mexicanos.

¿De dónde provienen los recursos para las becas?
-Nosotros le pusimos 25 mil dólares, otros 25 mil dólares provienen de la oficina del presidente Tomás Morales y otros 25 mil dólares de la comunidad empresarial, quienes se maravillaron con el programa. A algunos de los estudiantes ya los están empleando en grandes empresas.

¿Qué carreras están estudiando?
-De todas, desde Arquitectura, Antropología, Marketing, Biología, ingenierías, de todas. No hay una orientación en la convocatoria que abrió el Consulado.

¿Este programa vincula al alumno a la actividad empresarial mientras estudia?
-La comunidad empresarial vincula a los muchachos en algunas actividades, y les permite tener más conocimiento del sector productivo.

¿Hay algún intercambio con México?
-En sus carreras hay una serie de créditos académicos sobre la historia de Latinoamérica y su herencia, y se incluye en sus cursos una visita de estancia por mes y medio, particularmente en la Ciudad de México. Con ello buscamos que se reconecten con México y su cultura. Muchos de ellos se fueron muy pequeños con sus padres a Estados Unidos o nacieron allá. En su visita al país, se incluyen pláticas y recorridos al Museo Nacional de Antropología, al Templo Mayor, a Teotihuacán, al edificio de Correos; los llevamos a la Cámara de Diputados, al Senado, a la UNAM; y la última generación que vino, hace dos meses, fue a la ciudad de San Luis Potosí y a la zona de Huasteca Potosina.

Ellos vienen acompañados de sus maestros y la visita tiene valor académico, cumplen créditos escolares.

¿Cuántos estudiantes han sido apoyados con este programa?
-Llevamos tres generaciones, y que han venido a México, y suman 83 jóvenes que estudian diversas carreras. Tuvimos una evaluación la semana pasada, no sabes que historias tan hermosas de este reencuentro con México, se llevan una imagen de México, con sus contradicciones, sin duda, pero una imagen diferente de a dónde pertenecen. Llegan muy orgullosos de saberse mexicanos y de compartirlo. Y estamos sentando las bases para que quede institucionalizado el programa, que no sea una cuestión pasajera.

¿Afectará al programa el próximo cambio de Gobierno en México?
-Ya está institucionalizado el programa, quien llegue al Consulado podrá continuarlo sin problemas, pues los lazos con la Universidad Estatal de California y empresarios es muy sólido. Esperaremos las indicaciones de las nuevas autoridades, ya platicaremos de lo que hemos hecho, rendiremos los informes, mantendremos un reporte muy escrupuloso para que se vea el valor que tiene este programa, y ya las nuevas autoridades tomarán sus decisiones.

¿Preparan alianzas con universidades+ mexicanas?
-Por ahora no estamos trabajando en un convenio con las universidades de México, pero la idea es desdoblar este programa y que tengamos una buena interacción con la UNAM y otras instituciones de enseñanza superior, sean públicas o privadas.

¿Ahora sólo el Consulado San Bernardino está a la cabeza con el apoyo a estudiantes mexicanos?
Es correcto, pero tuvimos que vencer muchas trabas, porque para que vengan estos muchachos a México y se pueda hacer este amarre con la universidad o cualquier otra institución académica de este nivel necesitas asegurar los seguros de viaje de los muchachos, y era un dineral. Era incosteable, era más de medio millón de dólares y nadie te los iba a dar aquí, ni nadie se los iba a dar al presidente de la Universidad Estatal de California, entonces, la gran audacia de este programa fue que encontráramos un tercero, que fue la comunidad empresarial.

¿Cómo ha visto la administración de Donald Trump esta iniciativa?
-Yo creo que no nos tienen tanto en su radar; para estos temas, hay muchos programas educativos allá. El programa DACA sí claro, él ordenó la suspensión hace año y medio, está en debate todavía en el Congreso. Mientras nosotros estamos fortaleciendo este programa.

El 1 de diciembre, ¿estarás en el Consulado o en México?
-Estaremos en el Consulado; no hemos recibido la instrucción de poner a disposición la oficina a las nuevas autoridades. En mi caso ya mandé un documento a la Cancillería en donde tal cual se pone a disposición la plaza del titular para efecto de que las autoridades se sientan y tengan la libertad de actuar conforme a sus decisiones y criterios.

FRASES

“Mi objetivo personal es seguir sirviendo. No hay trinchera menor para servir, lo he hecho aquí en México, en estados de la República, en varias delegaciones políticas; desde la Cámara de Diputados, desde el Gobierno de San Luis Potosí”.
“Lo más importante es tomar la responsabilidad con todo compromiso y con toda pasión. Entrarle a ayudar a la gente”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here