Los mexicanos que radican en el exterior enviaron 2,856 millones de dólares a sus familias en México, en forma de remesas durante agosto. Este flujo completa un cuarto mes consecutivo en desaceleración, según información del Banco de México (Banxico).

A pesar de la desaceleración en el flujo mensual de remesas, se trata de la mayor entrada para un mes de agosto desde que el banco central mide estas transacciones, e incorpora un crecimiento de 9.1% respecto del flujo observado en agosto del año pasado.

Al pasarle el filtro cambiario, es decir, tomando en cuenta que son recursos que ingresan como dólares y son cambiados a pesos mexicanos para su gasto, ahorro o inversión, se observa un crecimiento real anual de 9.9%, de acuerdo con cálculos de Alberto Ramos, economista en Goldman Sachs.

Información del Banco de México evidencia que, en lo que va del año, el acumulado de los envíos de dólares a los casi 1.4 millones de hogares receptores de remesas en México, sumó 21,967 millones de dólares. Esta cifra es, pese a la desaceleración mensual, la mayor entrada de remesas para los primeros 8 meses del año, desde que se tiene registro.

Los datos del Banco de México permiten identificar que el giro promedio enviado por cada mexicano desde el exterior a sus familias ascendió a 324 dólares, que es el más alto desde agosto de 2010, cuando el cheque promedio de remesas ascendió a 326 dólares.

La información del Banxico muestra que las remesas llegaron a las familias mexicanas en 8.8 millones de operaciones.

Tal como ha sucedido desde hace más de una década, la información del banco central evidencia que, en agosto, los mexicanos radicados en el exterior privilegiaron sus envíos de remesas por canales no bancarios.

De manera que en el mes, el 98% de las remesas captadas en México llegaron vía transferencia electrónica y el resto, en efectivo o especie.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here