Un juez federal de Houston, en el sur de Texas, dictaminó este viernes que la Acción Diferida de 2012 (DACA) es legal, con lo que unos 700,000 dreamers siguen protegidos de la deportación, además de contar con un permiso de trabajo renovable cada dos años.

El juez de distrito Andrew S. Hanen negó la petición de un grupo de 10 estados encabezados por Texas, que el 1 de mayo alegaron que el programa es ilegal e inconstitucional, basados en que el presidente Barack Obama cambió la ley de inmigración al crearlo, una facultad que sólo le compete al Congreso.

Pese a que el juez reconoce en su sentencia que los argumentos de Texas para presentar la demanda eran buenos, considera que los estados se tomaron demasiado tiempo en presentarla, por lo que decidió no bloquear el programa.

En todo caso, el juez señala en su argumentación que aún existen grandes diferencias de opinión en torno a si realmente el gobierno de Obama tenía poderes ejecutivos para crear este programa. De esta forma, Hanen sugiere que es la Corte Suprema la que debe determinar en última instancia su legalidad y/o constitucionalidad.

En ese sentido, señala que el programa ha debido ser consecuencia de la acción legislativa del Congreso, no del Poder Ejecutivo solamente. En todo caso, llama a los demandantes a activar cualquier proceso de apelación en los “próximos 21 días” al señalar que DACA es “probablemente ilegal”.

Además, considera que el daño que causaría a los beneficiarios sería mucho mayor que el que aparentemente generó por la aparente extralimitación de poderes del presidente, en este caso, Barack Obama. Cabe destacar que los demandantes argumentaron que su intención no era afectar a los beneficiarios sino solo la legalidad del programa.

Recomiendan a los beneficiarios renovar sus permisos de trabajo
En la práctica, la decisión del juez Hanen hace que nada cambie para los jóvenes ya protegidos por la acción diferida de 2012, y DACA siga vigente tal y como lo ordenaron tres cortes federales de California, Nueva York y el Distrito de Columbia.

Abogados de inmigración consultados por Univision Noticias recomiendan a los beneficiarios de DACA que tengan que renovar sus permisos de trabajo que lo hagan cuanto antes, ya que, si hay una futura resolución judicial contraria al programa, tendrían derecho a seguir trabajando mientras esos documentos sigan vigentes.

Para el abogado Ezequiel Hernández, el fallo es “sorprendente”, pero da más tiempo a los beneficiarios de DACA. “El mejor consejo para los dreamers es que apliquen por su renovación, no importa si faltan 90 o 150 días. Otra vez más les dan la oportunidad de extenderlo”, dijo el abogado.

La decisión judicial también representa una derrota legal para el gobierno de Donald Trump, que desde que llego a la Casa Blanca el 20 de enero de 2017 ha luchado por eliminarlo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here