Una delegación de 25 jóvenes mexicoamericanos llegó este martes al País, como parte de un programa de la U.S.-Mexico Foundation, la Secretaría de Relaciones Exteriores y la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas.

Los jóvenes universitarios, en su mayoría nacidos en Estados Unidos con ascendencia mexicana, realizarán un trabajo de investigación de campo a partir del cual presentarán sugerencias a pequeñas empresas de origen indígena, para apoyarlas en la mejora de sus sistemas de producción, mercadotecnia, comercialización y de más retos que enfrentan.

Para ello, los estudiantes viajarán a Chiapas, Oaxaca, Yucatán, Puebla, Quintana Roo y Campeche.

El objetivo de traer a los jóvenes a México, explicó Rebeca Vargas, directora de la U.S. Mexico Foundation, es que se reconecten con su país de origen.

“Vienen a aprender más de México, de las comunidades indígenas para apoyarlas en su desarrollo”, explicó.

Vargas y las autoridades de la Cancillería afirmaron que, una vez que regresen a Estados Unidos, los jóvenes fungirán como embajadores de México.

“Confío en que todos ellos regresarán a Estados Unidos más orgullosos de su país”, afirmó Vargas.

Presente en la bienvenida, el subsecretario para América del Norte de la Cancillería, Carlos Sada, aseguró que hoy más que nunca México tiene que hacer un esfuerzo para representar lo que realmente es.

“Ya no somos pocos en Estados Unidos. No se vale agacharse, no se vale echarse para atrás, no se vale decir con pena cuál es nuestro origen”, manifestó.

“Eso es lo que representan ahorita”.

Sada sostuvo que hay una relación permanente con Estados Unidos y muestra de ello fue la visita de la semana pasada de Secretarios de ese país a México.

“Algunos pueden tener una percepción de la realidad, pero no es la realidad”, afirmó.

El director general de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, Roberto Serrano, detalló que los jóvenes trabajarán de 9:00 a 17:00 horas de Lunes a Viernes con las comunidades indígenas.

“Nos van a ayudar a la promoción boca en boca y nos van a ayudar a ver qué está bien y qué mal”, expuso.

“Al final esperemos que ustedes se sientan sí americanos, pero muy orgullosos de ser mexicanos también”.

Los estudiantes son originarios de 14 estados diferentes de Estados Unidos y viven en ciudades como Seattle, Nueva York, Washington y Austin.

Diana Marín, nacida en San Francisco pero de padres veracruzanos, comentó que tienen un compromiso con ambos países.

“Le debemos algo a México. Sino podemos regresar es importante que aportemos algo de nuestro talento”, manifestó la estudiante de la carrera de Gobierno en la Universidad de Georgetown en Washington.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here