Sintiéndose “soñado” por qué la economía sigue creciendo y con el 76% de los republicanos apoyándolo, un furibundo Trump, buscando nuevas medidas que le atraigan más fidelidad de sus votantes ha creado una nueva ala del Departamento de Justicia que contratará a cientos de empleados para, según dice el, revisar si algún criminal mintió al llenar sus papeles de ciudadanía y ocultó su pasado criminal.

La realidad es que, según confirmó el departamento de Justicia, los empleados que se contraten estarán entrenados para buscar todo tipo de errores en las formas (letras faltantes, nombres diferentes, apellidos de más -o de menos- que les permitan cancelar las ciudadanías otorgadas y expulsar del país a los implicados no sin antes enviarlos a una cárcel donde Trump y sus asociados puedan cobrar decenas de miles de dólares por el “servicio” como lo hacen actualmente con los niños y las familias centroamericanas “hospedadas” en cárceles privadas y organización sin “interés de lucro” ligadas a donadores de la campaña de Trump.

Dinero, corrupción, xenofobia y persecución se apoderan aún más del país que, con la Corte en manos republicanas de extrema derecha pronto podrá llenar sus cárceles – cuando se les acaben los inmigrantes- con mujeres que aborten, morenos que se pasen un alto y cualquier persona que pueda ser usada como negocio para beneficio de los Republicanos y sus compinches.

En noviembre habrá elecciones, para entonces la Suprema Corte estará en manos republicanas por muchos años por venir (ahí hasta los más inútiles viven para siempre) y todos los miembros de todas las minorías pagaremos sus sueldos y el crecimiento de sus compañías privadas.

El próximo que diga que no vota porque todos los políticos son la misma basura deberá recordar que nadie ha bajado a los niveles de abuso y persecución que ha bajado Trump en su intento de crear una herencia eterna para su nombre la que, desgraciadamente, será más negativa de lo que todos creímos por la confabulación mercenaria de Anthony Kennedy que demostró que, antes que ser juez es republicano y así, vendió a la Corte para poder “disfrutar” de un retiro nada merecido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here