“Gracias” a los latinos y Trump ya entendemos lo que pasó en Alemania con los judíos ¿seremos hoy mejores de lo que éramos entonces?

Hoy creamos (porque aunque los haya creado Trump está usando el dinero y los votos de todos nosotros) campos de detención, jaulas de alambre de púas; las llenamos de niños, luego los calificamos de indeseables, ilegales y luego infrahumanos, (aunque vienen huyendo de la violencia de una Centroamérica inventada por la CIA para intercambiar droga por armas en Irán),

Decimos que lo que queremos es que se vayan pero no tienen a donde ir.

Decimos que lo que queremos es su felicidad pero se las negamos desde el más básico de los aspectos.

Decimos muchas cosas y hacemos otras hasta que las jaulas para niños en su inmensa mayoría morenos (como lo eran los judíos de Europa) se vuelven “normales”.

Luego buscaremos a donde enviarlos porque “cuestan mucho ahí en los campos” pero nadie los quiere recibir porque vienen de un centro de detención, o sea cárcel, o sea son criminales, o sea son malos, o sea son peligrosos, o sea hay que mantenerlos arrestados, o sea, cuestan mucho y hay que hacer algo.

Luego quizás les ponemos algún trabajo u ofrecemos sus tiempos a empleadores locales, luego les llamamos campos de trabajo, luego de concentración, luego algunos empiezan a escapar, luego hay que disparar, luego se vuelven de detención y bueno, conocemos el resto de la historia a menos claro, que Trump pierda las elecciones y que los demócratas logren recuperar el Congreso y además reunir el valor y la unidad – que hace mucho no tienen – no solo para confrontarlo sino para tomar las difíciles decisiones que no han querido tomar en 20 años.

O sea que, habrá que buscar una solución sin los demócratas al problema de Trump.

Mientras tanto ya estamos viendo cómo se inició el proceso en Alemania, como se justificó inicialmente, como se fue cayendo en la deshumanización, como se justificó que se atacara a los extranjeros primero, luego a los de izquierda, luego a los gays, luego, luego y al final 10 millones de víctimas y ni quien se diera cuenta (bueno, eso dicen los polacos que estaban alrededor y que ni cuenta se dieron).

Aquí por lo menos -aunque sea por motivos políticos- las ex-Señoras ya levantaron la voz, -pero también hubo quien protesto en Alemania, -al principio- ¿será el sistema americano mejor?

Trump definitivamente lo va a poner a prueba, ojalá podamos demostrar que somos mejores de lo que éramos hace apenas 80 años.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here