Acosado por todas las “primeras damas” incluyendo la suya, Trump insiste en que la separación de niños es problema de los demócratas y su partido ¡lo odia por eso!

Al grito de “pónganse a trabajar y hagan una ley mejor que esta” Trump dice confrontar a los demócratas pero en realidad acorrala a los senadores republicanos que hoy, en control de todas las cámaras y la presidencia, han sido – y serán – incapaces de pasar una nueva ley de migración.

Esta, que provoca la separación cuando así se desea, es una ley clásica americana donde se establecen instrucciones antagónicas para satisfacer a todos los congresistas y permitirles decirles a sus votantes lo que quieran y así pueden votar en favor y pasar la ley.

Trump por otro lado, confrontacional, poco afecto a la negociación sobre todo si requiere compromiso, aplica la ley tal como se escribió y provoca, adrede, esta situación para, ante la “proximidad” de las elecciones – en las que su reinado estará en juego- asegurar la lealtad y participación de sus seguidores más extremistas, y así, el país, el mundo y la comunidad latina pagan las consecuencias y se convierten en piezas de un juego de ajedrez que apenas está comenzando.

Abróchense los cinturones porque este show apenas inició.

_____________

They usually avoid controversy. But every living first lady has condemned border separations.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here