Los hispanos también estuvieron en la mira de los rusos. Las campañas publicitarias lanzadas desde Rusia para interferir en las elecciones presidenciales de 2016 crearon mensajes especialmente destinados a los latinos y, muy en particular, a los mexicoamericanos.

Así lo muestran los anuncios revelados por legisladores demócratas del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes. En total, fueron más de 3,000 avisos que distribuyeron en Facebook para “crear caos político y herir la democracia estadounidense”, según los congresistas.

Los anuncios fueron pagados por la empresa Internet Research Agency, cuya sede está en San Petersburgo, Rusia, durante los años 2015 y 2017. Esta compañía fue señalada precisamente por el fiscal especial Rubert Mueller, que está al frente de la investigación del ‘Rusiagate’, de organizar una “guerra informativa” en las pasadas elecciones presidenciales.

Contra los “invasores”
La inmigración ilegal fue uno de los temas recurrentes de la campaña de Donald Trump y, precisamente, ese fue uno asuntos más explotados en los anuncios para así generar discordia entre los ciudadanos estadounidenses.

“La invasión ilegal de inmigrantes se convirtió en un problema de proporciones gigantescas”, se lee en uno de esos anuncios en los que se afirma que “tenemos que parar esto” en referencia a la llegada de indocumentados.

Lo sentimos, este contenido no está disponible en tu país.
Los hispanos también estuvieron en la mira de los rusos Univision

En otro se ve a una mujer junto a su hija. “No me importa, mamá, si deportan a Juan yo me voy con él”, dice la imagen.

“Tomás Martínez Maldonado violó a una niña de 13 años en un autobús. Ha sido deportado 19 veces”, mostraba otra imagen con el rostro de un hombre aparentemente latino. La publicidad llevaba también el eslogan “Stop all invaders (Detengan a todos los invasores, en español)”.

“Generar choques”
Otros mensajes tratan de ensalzar la cultura mexicana y sus valores con la intención de enfrentarlos a los estadounidenses. “Mi lugar de nacimiento” se lee sobre una bandera estadounidense, mientras que sobre una mexicana aparece la frase “Mi sangre”.

“Esto es precisamente lo que estas organizaciones, y en este caso potencialmente el gobierno ruso, han querido lograr: generar choques entre diferentes grupos étnicos en Estados Unidos”, dijo Juan Carlos Pedreira, experto en redes sociales, a Univision Noticias.

Facebook identificó hasta septiembre 470 cuentas desde las que se difundieron los 3,000 anuncios por un valor aproximado de 100,000 dólares.

“Rusia buscó dividirnos apelando a asuntos de raza, país de origen, religión y afiliación política”, dijo el demócrata Adam Schiff, miembro de rango del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representan. “Esto se logró mediante la participación de comunidades en línea creadas en torno a intereses comunes y que parecían orgánicas y estadounidenses, pero que en realidad eran administradas por una granja de trolls en San Petersburgo, Rusia”, añadió.

Schiff defendió la publicación de los anuncios para así conocer los métodos utilizados por los rusos y evitar nuevas intervenciones.

“La única forma en que podemos empezar a vacunarnos contra un ataque futuro es ver de primera mano los tipos de mensajes, temas e imágenes que los rusos utilizaron para dividirnos”, subrayó.

“En última instancia, al exponer estos anuncios, esperamos proteger mejor las expresiones y discusiones políticas legítimas y salvaguardar mejor a los estadounidenses de que su ecosistema de información sea contaminado por adversarios extranjeros”, indicó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here