El concejo de la ciudad de Los Ángeles, California, aprobó este martes una propuesta que obligará a contratistas a revelar si participan en la construcción del muro en la frontera con México.

La propuesta, aprobada con 12 votos a favor y cero en contra, es la acción más reciente en California en contra de las políticas del presidente estadounidense Donald Trump, quien aduce que la barrera es necesaria para impedir que los inmigrantes ingresen a Estados Unidos.

En marzo el presidente Trump visitó el sur de California para revisar los prototipos de muros.

La ordenanza de la ciudad establece que el muro tiene el “potencial de dividir a nuestra nación y la ciudad de Los Ángeles a través del estatus racial, religioso o migratorio, lo que es la antítesis de nuestros valores compartidos”.

Desde el año pasado, el concejo municipal angelino había presentado una propuesta para exigir a las compañías que buscan hacer negocios con la ciudad que se revise si tienen contratos para ayudar a diseñar, construir o suministrar “cualquier muro fronterizo entre México y Estados Unidos”.

“Queremos saber si hay gente que hace negocios con la ciudad de Los Ángeles que desee beneficiarse de la construcción de un muro que nos separaría de nuestro vecino más cercano, y querido, México”, expresó el concejal Gil Cedillo, impulsor de la medida.

Cedillo dijo a la prensa que el muro es “repugnante”, y lo calificó como un plan racista y xenófobo que desafía los valores de Los Ángeles.

“Los inmigrantes son la base, en Los Ángeles, de nuestra economía. Están fuertemente entrelazados en el tejido social de esta ciudad, y no se puede separar ni dividir a sus familias sin alterar el carácter” de la localidad, puntualizó.

En agosto de 2017, el ayuntamiento angelino pidió a los abogados de la ciudad una propuesta en este sentido, cuyo proceso culminó con la votación de este martes.

La ley establece que las compañías que firmaron contratos con la ciudad a partir del 17 de marzo de 2017 deben informar si participan en el muro, sin prohibirlo, pero Cedillo confió en que funcione como elemento de disuasión, y dijo que en su momento se votaría en contra de los contratos de la ciudad con esas firmas.

El concejal recordó precedentes como una decisión anterior de boicotear a Arizona después de que dicho estado aprobó una ley contra los inmigrantes indocumentados.

“Creo que es importante para nosotros en este concejo enviar un mensaje sobre cuáles son nuestros valores y el tipo de gente con la que queremos hacer negocios”, dijo el presidente del organismo, Herb Wesson, antes del voto.

La agrupación de constructores Associated General Contractors of America se opuso a la ordenanza.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here