A través de 12 comités distribuidos en el condado de San Diego, activistas mantienen comunicación permanente para alertar de redadas contra migrantes ilegales.

Desde que inició la administración de Donald Trump la labor de este grupo de voluntarios se ha intensificado, para evitar violaciones a los Derechos Humanos de las personas indocumentadas.

“Son comités que sirven como los ojos de las comunidades y de los barrios que indican cuando hay presencia de las autoridades realizando operativos. De esa forma ellos están capacitados para saber cuándo es una redada, cuándo vale la pena denunciarla y cuándo no”, explicó el representante del Comité de Amigos de San Diego, Pedro Ríos.

Gracias a la presencia de estos comités, se ha logrado documentar la presencia de autoridades cuando se realizan redadas en domicilios y cerca de escuelas.

De acuerdo a Pedro Ríos, algunos comités se disuelven, pero ciudadanos que formaban parte de los comités, continúan colaborando por medio de WhatsApp, correo electrónico o mensaje de texto.

“Nos han llegado llamadas de la comunidad de Lindavista, y ya no hay un comité ahí, pero las personas siguen activas, aunque ya no participan como comités, siguen participando de forma colectiva”, comentó.

En los incendios que azotaron al norte del condado hace un par de semanas, los comités se activaron, y realizaron labores de supervisión con el propósito de evitar que agentes de migración realizaran operativos en los refugios.

Según el representante del Comité de Amigos de San Diego, estos comités llevan operando desde el año 2003, y están integrados en su mayoría por México-Americanos.

undefined

No respetan derechos humanos

Los agentes del servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés), entran a hogares de las familias migrantes, a base de engaños, denunció la asociada de Relaciones Binacionales de ACLU, Esmeralda Flores.

La representante de American Civil Liberties Union señaló que los oficiales de ICE, suelen ingresar las viviendas, sin una orden judicial de por medio.

“Creemos que las tácticas que utilizan no son las adecuadas, muchas veces se presentan como agentes de policías para evitar decir que son agentes de migración, lo que hace que la gente colabore, y se sienta poquito más en confianza”, manifestó.

Al momento de los operativos, los agentes de ICE no dan a las personas la información necesaria sobre el motivo de la redada, además de que no informan los cargos por los que son detenidos.

Varios grupos de organismos civiles de San Diego, también han creado una red de respuesta inmediata por medio de una línea telefónica de emergencia, en donde las personas pueden reportar un arresto de algún familiar, o redada por parte de ICE.

El número telefónico es el 6195360823, y opera las 24 horas del día, los siete días de la semana, en idioma inglés y español.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here