Ubaldo, Rodrigo, Lucho, Edgar, Víctor y Salvador saben que, aunque no están en su país porque emigraron, su trabajo en un taller de arte en Los Ángeles sí está presente en compañía del creador de la técnica Mixografía Luis Remba y su esposa Lea, quienes hoy son algunos de los protagonistas en la feria de arte más importante de Latinoamérica: Zona Maco.

Desde hace 15 años Zona Mano reúne a artistas y dueños de galerías en la Ciudad de México  para promover el coleccionismo y el arte de todo el mundo. Para esta edición invitaron a 170 expositores, entre los que destacan diversos artistas migrantes, mexicanos mexicoamericanos y salvadoreños.

“Hay una ambiente de fiesta que visitan coleccionistas y compradores, pero también familias para involucrarse en el arte y conocer de cerca a los artistas’’, detalla Tania Ragasol, directora artística de la feria.

Así llegó retozando, entre risas y fotografías, un grupo de muchachos para mirar de cerca el bloque de exposición de Mixografía, una técnica que creó Luis Remba para dar volumen a la obra de Rufino Tamayo, el pintor modernista y muralista quien, junto con Diego Rivera y José Clemente Orozco representan lo más conocido de la pintura mexicana del siglo XX.

Luis Remba mira de reojo  y exclama: “Siempre es muy emotivo observar cómo la juventud está educándose en  el arte y que no se están quedando atrás’’, comenta sobre el interés que despierta Zona Mano y la cantidad de jóvenes que llegaron a exponer, muchos con nuevas técnicas, muchos mexicanos que conquistaron galerías de Estados Unidos.

 

Raúl de Nieves, es uno de ellos. Con sólo 35 años fue uno de los seleccionados de la galería Company, de Nueva York, por su original obra que mezcla conceptos católicos, con el tiempo, los cambios y la vida cotidiana. En la feria destaca por el uso de materiales como cintas papel y piedras.

Los visitantes de Zona Mano simplemente se acercan al bloque de exposición de Company para tomarse fotos de la obra de Nieves que incluye la escultura “Madre“ hecha de materiales orgánicos, pelaje y musgo en vistosos coloridos sobre un espejo.

Obra del michoacano Raúl de Nieves en Zona Maco.
Obra del michoacano Raúl de Nieves en Zona Maco.

El color siempre es un atractivo. Remba puso un muro como muestra de su mixografía en naranjas, azules, morados, verdes… que ideó en Los Angeles, donde se ha hecho de clientes como Miguel Felgueres, Gunter Gerso, Luis Villegas o Sebastian.

Luis Remba Emigró a EEUU por sugerencia de algunos artistas con los que trabajaba pero lo suyo es México. Oriundo de Guanajuato, su papá montó un taller de impresión en la Plaza Santo Domingo y ahí se hizo de clientes artistas para hacer litografías hasta que un día Tamayo le pidió ayuda para lograr dar volumen a su obra. “Yo soy ingeniero y resolví el problema inventando la mixografía’’.

A unos pasillos de Remba, Rodolfo Eddie Aparicio, otro angelino hijo de migrantes salvadoreños también se abre paso con su exposición que encapsula en cortezas de árboles los grafitis o inscripciones que la gente hace sobre ellos.

 

Obra de Eddie Rodolfo Aparicio.
Obra de Eddie Rodolfo Aparicio.

Por el momento, Aparicio no se encuentra en el stand de su exposición, pero un treintañero de origen asiático, representante en Zona Mano de la galería Steve Turner, no escatima en detalle: “La obra es hermosa en cuanto al concepto pero también representa la complicada relación entre Centroamérica, México y Estados Unidos’’.

El tema migratorio es un foco en la feria que se mezcla con otros tan diversos como cuadros y esculturas de Botero o Rodolfo Hernández. María Constanza Heinz, asistente del director de  Lelong & Co., explica la galería siempre ha estado interesado en el arte latinoamericano: además de clásicos como Yoko Ono, representan a Alfredo Jaar, Ana Mendieta o Zilia Sánchez.

“No puedes dejar de hablar de la migración si tienes ese interés’’, explica frente a Exodo, 1986, un cuadro de la estadounidense Nancy Spero inspirado en la migración salvadoreña de aquellos tiempos.

De regreso a la sección de Mixografía, los Rembla están por retirarse a casa esta tarde. Ya cumplieron con su sueño “emotivo’’ de estar en la feria. “A México siempre quiere uno regresar como sea’’.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here