Luego de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció que no restituirá el programa DACA hasta que esté construido un muro en la frontera con México, el gobierno de nuestro país aseguró que cuenta con una estrategia para apoyar el eventual retorno de jóvenes mexicanos que no puedan continuar estudiando en Estados Unidos. Sin embargo, aclaró que no ha habido un retorno masivo de mexicanos.

El subsecretario de Población, Migración y Asuntos Religiosos de la Secretaría de Gobernación, Humberto Roque Villanueva, aseveró que a la fecha no ha habido una deportación masiva de mexicanos, por lo que consideró que los discursos agresivos de Donald Trump no se reflejan en la realidad.

Argumentó que desde enero del 2017, cuando inició el gobierno de Trump, México ha recibido menos connacionales en deportación.

“Ya podemos decir con toda seguridad que, mínimo, estamos ya en la condición de saldo cero en materia migratoria con respecto a Estados Unidos. Hay un superávit demográfico a favor de México por los retornados de no menos de 50,000 mexicanos. Quiere decir que toda esta política agresiva del actual gobierno norteamericano no necesariamente se compatibiliza con la realidad, porque pareciera que la política migratoria, los tweets, los memorándums, estuvieran planteados como si hubiera una fila interminable de mexicanos queriendo cruzar la frontera; fue cierto en algún tiempo, ya no lo es en este momento. Sí siguen pasando mexicanos, sí tenemos el problema de los dreamers y del programa DACA, todo eso es cierto, pero ya no es el flujo que se llegó a conocer en otros flujos históricos”, afirmó.

Asimismo, el rector de la UNAM, Enrique Graue, informó que esa casa de estudios únicamente ha recibido 15 solicitudes de jóvenes dreamers, provenientes de Estados Unidos, para ingresar a esa casa de estudios, “Todavía no llega el momento en que tengamos muchas (solicitudes)”, comentó.

En la víspera, el presidente estadounidense Donald Trump dijo que no restituirá el programa DACA para estudiantes migrantes. Trump aseguró que a los políticos demócratas de su país no les interesan los dreamers, por lo que consideró que los hispanos terminarán “enamorándose” de él.

En ese marco, el presidente Enrique Peña Nieto dijo en un documento de respuesta a preguntas parlamentarias hechas por la Cámara de Diputados, que hay un mecanismo institucional para recibir a los jóvenes que eventualmente ya no puedan seguir estudiando en EU.

Mencionó que la Secretaría de Educación Pública (SEP) ya aplica la llamada ley dreamers que aprobó el Congreso mexicano para apoyar a los jóvenes mexicanos afectados por la cancelación del programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia.

“Se ha intensificado la difusión de programas como Prepa en Línea, Prepa Abierta y Puentes, este último creado en coordinación entre la Federación de Instituciones Mexicanas Particulares de Educación Superior, y el Tecnológico Nacional de México, que permite encontrar en un solo sitio la oferta de más de 5,000 programas educativos de técnico superior universitario y licenciatura”, comentó.

Dijo que adicionalmente es más sencillo el procedimiento de apostillamiento de documentación y revalidación de estudios y títulos en el extranjero, además de que existen -afirmó- medidas para ayudar a esos jóvenes a incorporarse al sector productivo.

“La SEP instaló 11 módulos de información sobre el sector educativo en los puntos de repatriación de la frontera norte y en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, para que sirvan como primer punto de encuentro con los dreamers con el Sistema Educativo Nacional. En ellos se les brinda acompañamiento para facilitar su inserción a la SEP o a la conclusión de sus estudios, así como información acerca de las alternativas que ofrece la SEP para su incorporación al sector productivo”, refirió.