Cuando Trump pelea con los demócratas, es esperado;

Cuando Trump pelea con los coreanos, es esperado;

Cuando Trump pelea con los iraníes, es esperado;

Cuando Trump habla del muro, es esperado

Pero cuando Trump ataca a quien lo estuvo apoyando -desde dentro y desde fuera- y quien controla a los grupos neofascistas de la derecha alternativa, eso no es esperado y podría representar el principio del fin; porque cuando peleas con tus enemigos, es esperado pero cuando muerdes la mano que te alimenta o perdiste la noción de la realidad o tu poder es tan grande que no importa.

Yo no creo en lo segundo por lo que tengo que pensar en lo primero y suponer que si la confrontación ¡Esta vez documentada en un libro! (escrito por quien ‘juro’ defenderlo) haciéndolo ver como un payaso, es irreversible -como parece ser el caso- o se está pasando del periodo de las camisas cafés a las negras o estamos presenciando el principio del fin.

El tiempo dirá si estamos en lo correcto.

 ———————

Trump Lawyers Send Cease-and-Desist Letter to Steve Bannon Citing His ‘Disparaging’ Remarks