Entre enero y septiembre de 2017, el flujo de remesas familiares hacia Aguascalientes creció 3.6 por ciento con respecto al año pasado, de acuerdo con cifras del Banco de México (Banxico); al pasar de 293 millones 446 mil 281 dólares en 2016 a 304 millones 692 mil 739 dólares en 2017.

Los ingresos procedentes mayormente de Estados Unidos equivalen a cinco mil 773 millones 927 mil pesos, considerando el tipo de cambio promedio de este martes 19 de diciembre -18.95 pesos-.

En el primer trimestre, el estado recibió 95 millones 459 mil 470 dólares del vecino país; en el segundo, 104 millones 546 mil 016 dólares; en el tercero, 104 millones 687 mil 253 dólares. El reporte muestra que en Aguascalientes el ingreso de fondos procedentes del extranjero creció por debajo de la media nacional, que fue de seis por ciento.

En promedio, Aguascalientes capta el 1.43 por ciento del flujo de divisas y se encuentra en el lugar 24 del ránking nacional. Las entidades federativas que más billetes verdes recibieron en ese periodo fueron: Michoacán, con dos mil 134 millones; Jalisco, dos mil 48 millones; Guanajuato, mil 879 millones; Estado de México, mil 251 millones; Puebla, mil 159 millones; Oaxaca mil 96 millones y Guerrero, mil 59 millones de dólares.

Hasta octubre de este año, las remesas sumaron en todo el país 23 mil 908 millones 49 mil dólares, según el informe preliminar. Esto significa un crecimiento de 7.31 por ciento con respecto al mismo periodo de 2016.

Del total de recursos transferidos a México en 2016, el 97.6 por ciento fue por transferencia electrónica, 23 mil 353 millones de dólares; 1.5 por ciento, con pagos en efectivo y especie, 419.39 millones de dólares; y el 0.5 por ciento restante mediante órdenes de pago (money orders), con 135.4 millones de dólares. En total se realizaron casi 77.7 millones de operaciones y en promedio, cada una de ellas fue por 308 dólares, o cinco mil 800 pesos.

De acuerdo con analistas, estos flujos superarían los 27 mil millones de dólares al cierre de 2017, con lo que México se posicionaría como la cuarta economía receptora de remesas en el mundo -sólo debajo de China, India y Filipinas- gracias a la recuperación del empleo y del salario en el vecino país.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here