Al tercer trimestre del año, la región centro-occidente del país presentó el mayor monto captado de remesas, por un total de 8,819.4 millones de dólares, que representó 41.5% del total.

En segundo lugar se ubicó la zona centro, con 21.6% de ingresos a nivel nacional, seguido del norte con 18.6%, y por último, el sur-sureste, con 18.3%, de acuerdo con información del Banco de México.

En el centro-occidente, las remesas reflejaron un mayor avance en Colima, con un incremento anual de 16.2%; Jalisco, de 9.2%, y Zacatecas, de 8.7%; por monto, el podio, tanto regional como nacional, se compone por Michoacán (2,134.5 millones de dólares); Jalisco (2,048.6 millones) y Guanajuato (1,879.2 millones).

Al respecto, Kristobal Meléndez Aguilar, analista del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), destacó que tradicionalmente esta zona ha sido de alta migración, “como Jalisco, de personas con un buen nivel preparación pero sin oportunidades de empleo”.

En Zacatecas, en cambio, el aumento fue el producto de un tipo de migración masiva, con menor grado de escolaridad, con montos más reducidos en los envíos y mayor variación, agregó.

No obstante, las divisas tuvieron ritmo menor en Michoacán (5.3%) Guanajuato (4.1%) y Aguascalientes (3.7 por ciento).

En ese sentido, Raymundo Tenorio Aguilar, investigador del Tecnológico de Monterrey, refirió que las variaciones fueron menores debido a la mejora en las condiciones económicas y en el empleo en los estados de Aguascalientes y Guanajuato, por lo que se observó cierta inercia en los envíos.

MERMA LOCAL

Aunque el sur-sureste fue la región que exhibió el menor monto de remesas, todas las entidades que la integran mostraron un incremento anual en el periodo enero-septiembre del 2017, destacando Chiapas (5.5%), Veracruz (6.8%), Yucatán (8.0%), Quintana Roo (9.4%) y Campeche (10.3 por ciento).

Tenorio Aguilar refirió que en el sur los ingresos que se han dejado de producir localmente en la industria petrolera, así como del sector de la construcción, provocó que quienes realizan los envíos destinaran más recursos a sus familiares.

Chiapas se está estabilizando a niveles normales luego de una caída durante el año previo, la cual fue producto de la incertidumbre en políticas migratorias del presidente Donald Trump en Estados Unidos, expuso Kristobal Meléndez.

En tanto, Tabasco, Guerrero y Oaxaca asumieron variaciones más bajas, con 1.3, 3.7 y 4.6%, respectivamente.

En este último estado hay poca inclusión financiera, y la intermediación financiera pudo generar mayor desconfianza, por lo que se observó un menor flujo, añadió el investigador del Tecnológico de Monterrey.

DESPEGA EL NORTE

El norte destacó como la región que obtuvo un mayor crecimiento anual en el flujo de divisas, con una tasa de 9.9%, y variaciones positivas de doble dígito en cinco de las nueve entidades que integran la zona: Nuevo León (26.2%), Coahuila (13.1%), Sinaloa (12.9%), Durango (10.7%) y Baja California Sur (10.1%); en el top cinco nacional se posicionaron los primeros cuatro territorios.

Estos territorios no ocupan los primeros lugares en envíos, pero atraídos por la depreciación del peso frente al dólar (0.5% en el tercer trimestre del año) mandaron más dinero, indicó Raymundo Tenorio.

El centro, por otra parte, fue la región con el menor  ascenso en la recepción de remesas (2.1%), y la única con caída entre sus entidades (también en el país): Ciudad de México, con 7.4 por ciento.

Kristobal Meléndez señaló que la mayor parte de las remesas a la capital correspondieron a un tipo de migración con mayor preparación, la cual tiene menores variaciones, y dijo que la caída resultó de un ajuste, luego de que el año anterior se observara un despunte en los envíos.

En Tlaxcala, con apenas un incremento de 1.3%, los flujos concernieron a una migración masiva, para la cual pudo resultar más difícil enviar mayores montos de remesas, ya que se trata de trabajadores con menor capacidad de pago, añadió.

Los estados del centro con mayor dinamismo fueron Puebla (6.8% anual), Morelos (6.2%) y Estado de México (4.7 por ciento).

Ante un aumento en el desempleo, hubo un mayor flujo de migración en estas entidades, lo que se vio reflejado en un mayor ingreso de remesas para este año, señaló el analista del CIEP.

CONCENTRACIÓN EN CALIFORNIA

A México llegaron por concepto de remesas 21,265.8 millones de dólares entre enero y septiembre de este año; de este monto, 95.1% provino de Estados Unidos, y le siguieron Canadá (1.2%), Reino Unido (0.3%) y Colombia (0.1 por ciento).

Por variación anual, los tres primeros lugares fueron para Papúa-Nueva Guinea (de 54 a 2,736 dólares), Liechtenstein (de 458 a 13,249 dólares) e isla de San Martín (de 439 a 12,319 dólares).

De los recursos que llegaron del país vecino del norte, 30.6% corresponden a California, 15.4% a Texas y 5.0% a Illinois, principalmente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here