Oaxaca es el sexto estado en México por la recepción de remesas; ese rubro es uno de los principales ingresos para algunas localidades cuyas familias dependen de los migrantes que están en Estado Unidos. Tras la toma de poseción de Donald Trump en la presidencia, las remesas han subido a consecuencia del temor de los paisanos.

La migración se ha visualizado como una solución o escape a la pobreza cuando se agotan las oportunidades locales de obtener recursos para tener una vida digna. En 1990 se estimaba que 153 millones de personas vivían en un país diferente al de su nacimiento, cifra que se incrementó a 244 millones en 2015. Estas estimaciones indican una recuperación en el mercado laboral de diversos países, en particular el de Estados Unidos, que ha contribuido a la reactivación de los flujos migratorios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here