De acuerdo con un reporte efectuado por el Centro de Estudios de las Finanzas Públicas de la Cámara de Diputados, Michoacán recibe el 10.4 por ciento del total de remesas que capta el país.

De acuerdo con información del Banco Mundial, México es la cuarta economía, en el ámbito internacional, receptora de remesas después de China, India y Filipinas.

En el ámbito nacional su importancia radica en el hecho de que representan un ingreso significativo para los hogares mexicanos, sobre todo para los de bajos ingresos, pues les permite obtener un apoyo adicional para su sustento.

El estudio señala que este tipo de recursos han ido creciendo, ya que en 2016, las remesas alcanzaron un total de 26 mil 970 millones de dólares (mdd), cifra mayor en 8.8 por ciento a la de 2015; mientras que, en el año 2000, las remesas ocuparon el quinto lugar al representar el 3.4 por ciento del total de ingresos de la cuenta corriente, considerando dentro de ésta a las exportaciones automotrices, seguidas de la Inversión Extranjera Directa (IED), las exportaciones petroleras y los ingresos por turismo.

Las remesas familiares se incrementaron de manera importante de 2000 a 2006, presentando tasas de crecimiento altamente dinámicas (muy por arriba del 10%), que se explica por los mayores flujos de trabajadores migrantes hacia Estados Unidos.

En el primer trimestre de 2017, el total de remesas fue de 6 mil 639.6 mdd, lo que significó un incremento de 7.0 por ciento respecto a igual periodo de 2016.

Por entidad federativa, los estados que recibieron un mayor nivel de remesas fueron Michoacán (10.4%); Jalisco (9.6%); Guanajuato (8.7%); Estado de México (5.9%) y Puebla (5.7%). El estudio destaca que, de los estados con mayor nivel de pobreza, Oaxaca (66.8%), Guerrero (65.2%), Puebla (64.5%), Michoacán (59.2%), Veracruz (58.0%) y Zacatecas (52.3%) se encuentran dentro de los estados con mayor recepción de ingresos por remesas, por arriba de la media a nivel nacional.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here