Un grupo de 16 jóvenes universitarios que nacieron en los Estados Unidos y son hijos de mexicanos, fueron reconocidos por participar en un programa de intercambio de conocimientos  donde apoyaron a diversas comunidades indígenas en proyectos productivos. Lo anterior como parte del programa piloto llamado, El Sueño Mexicano, que es organizado por la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CNDPI) y el  Instituto de Mexicanos en el Exterior, mismo que busca vincular a estos jóvenes México-americanos con sus raíces y a la vez sean promotores de la cultura y los productos que se elaboran en las comunidades indígenas.

“Este programa busca que los jóvenes aporten ideas y esquemas de colaboración innovadoras para y con las comunidades indígenas de México, lo que permitirá impulsar su desarrollo mediante la generación de ideas y la incorporación de tecnologías y modelos para mejorar los proyectos productivos”, detalló la titular de CNDPI, Nuvia Mayorga.

Para este primer intercambio, se realizó una convocatoria en universidades de Estados Unidos, donde se eligieron a 16 estudiantes de la Universidad de San Francisco, quienes estuvieron por cuatro semanas colaborando con Proyectos Productivos y Centros de Turismo de Naturaleza en comunidades indígenas de los estados de Chiapas, Oaxaca y Querétaro.

Los proyectos donde participaron los estudiantes reconocidos fueron, centros de turismo de naturaleza, elaboración de textiles, producción de café, invernadero de jitomate, entre otros.

Durante el evento los jóvenes estudiantes, contaron su experiencia al convivir de cerca con estas comunidades, destacaron los principios y valores bajo los cuales se rigen estos pueblos, así como sus tradiciones y costumbres, además de su gastronomía, calificaron como “una hermosa experiencia” donde conocieron algo que “nunca” se imaginaron.

Sin embargo, también hablaron de las necesidades y carencias que encontraron en estas regiones del país, sobre todo en materia de salud, por lo que hicieron un llamado para que las autoridades correspondientes tengan como prioridad el bienestar de la ciudadanía.

Los jóvenes expresaron sentirse orgullosos de las raíces que tienes y se mostraron comprometidos a seguir apoyando los proyectos donde participaron, además de promover en Estados Unidos la cultura mexicana e incentivar a otros jóvenes para que participen y sean parte del Sueño Mexicano.