Durante el 2016, el total de remesas enviadas a México provenientes de Estados Unidos fue de 25,742.2 millones de dólares, cifra que representó un crecimiento de 8.7% a tasa anual, de acuerdo con datos del Banco de México.

La economía estadounidense concentra 95.4% del total de ingresos que llegan a territorio mexicano. En este sentido, los estados del país vecino que enviaron más remesas fueron California (7.997.7 millones de dólares), Texas (3,770.2 millones), Illinois (1,311.3 millones), Nueva York (1,075.4 millones) y Florida (1,041.6 millones); en conjunto contribuyen con 59.0% del total.

En el envío de remesas se consideran los 50 estados, el distrito de Columbia, y Puerto Rico como área dependiente de Estados Unidos.

Al respecto, el especialista de la Escuela Bancaria Comercial, Humberto Aguirre, refirió que en estos estados se concentra la mayor cantidad de mexicanos.

“En estos estados, sobre todo en California, las actividades agrícolas son muy importantes, y la mayoría de los mexicanos labora en el sector agropecuario. Ha ido cambiando a través de los años, se ha ido terciarizando, es decir, ha ido caminando hacia el sector industrial o de servicios el trabajo de mexicanos”, refirió.

El analista del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), Kristobal Meléndez, indicó que en estos estados normalmente se habla español y así, los nuevos migrantes no se enfrentan a la desventaja de no hablar bien el idioma inglés.

Asimismo, agregó, en California y Texas se ofrece en mayor medida el trabajo agrícola; en Nueva York o Illinois se trata de una tarea más especializada, donde son profesionistas que buscan un trabajo mejor remunerado.

En tanto, Domingo Ramos, especialista del Colegio de Economistas de Baja California, explicó que en los estados que enviaron mayor número de remesas hacia México hay un incentivo que tiene que ver con el carácter social y familiar, un concepto que se llama desdoble social.

“Llega primero una persona al destino, el primero que se arriesga, tiene éxito, se instala, luego manda por el segundo familiar o se casa y tiene familiares; buscan también instalarse bien y se acercan adonde ya están las circunstancias dadas o más favorecidas donde pueden llegar a vivir, donde pueden llegar a trabajar”, aclaró.