El año pasado, México recibió 27,000 mdd en remesas, cifra récord y mucho más de lo que el país obtuvo de sus exportaciones de petróleo, 18,700 mdd, según Banxico.

 

La gran mayoría de las remesas enviadas a México provienen de Estados Unidos y sirven para el soporte de millones de familias de bajos ingresos en México.

Sin embargo, el presidente Donald Trump podría hacer más difícil para millones de mexicanos en Estados Unidos enviar dinero a casa.

Durante su campaña, el republicano amenazó con gravar las remesas para pagar por el muro fronterizo. En enero pasado, después de ser elegido, lo insinuó otra vez.