El gobierno del presidente Donald Trump amenazó este lunes con retener fondos federales hasta por 4.1 mil millones de dólares este año a los estados, condados o ciudades de Estados Unidos que se declaren “santuario” para inmigrantes indocumentados.

Así se preparan los migrantes mexicanos ante el temor de deportaciones masivas con Trump
Qué son las ciudades santuario para migrantes con las que quiere acabar Trump
EU asegura que no habrá deportaciones masivas; SRE dice que solo recibirá a mexicanos
Más agentes y deportaciones rápidas, los planes de Trump contra migrantes indocumentados
El procurador Jeff Sessions dijo que las ciudades que se rehúsan a acatar peticiones de agencias federales para retener a indocumentados a fin de que sean deportados, no sólo violan la ley federal, sino ponen en riesgo la seguridad pública y la seguridad nacional.
“Urjo vigorosamente a los estados, ciudades y condados del país a considerar cuidadosamente el daño que están haciendo a sus ciudadanos por negarse a cumplir nuestra ley migratoria y a repensar sus políticas”, dijo en rueda de prensa desde la Casa Blanca.

En las ciudades llamadas santuario se da la bienvenida a los migrantes, el trato para ellos es menos discriminatorio y los sitios donde trabajan los protegen no denunciándolos a las autoridades.

“Tales políticas hacen menos seguros a sus estados y sus ciudades. Están en juego la seguridad pública y la seguridad nacional. Y los ponen a riesgo de recibir fondos federales”, señaló Sessions.
Sessions dijo que las ciudades ‘santuario‘ están obligadas a respetar el estatuto número 1373, que determina que para recibir fondos de origen federal esas jurisdicciones no pueden adoptar normas locales que limiten la comunicación de información sobre la situación migratoria de los individuos.

El también fiscal general apuntó que el polémico estatuto 1373 “deja claro que la falta de acción para remediar una violación resultará en la retiradas de fondos, finalización de los fondos o remoción de la condición para recibirlos”.

Las leyes estadounidenses de migración, apuntó el funcionario, “determinan que Estados Unidos debe remover rápidamente del país a extranjeros que han sido condenados o arrestados por ciertos crímenes”.

“Lamentablemente algunos estados y ciudades han adoptado políticas diseñadas para frustrar la aplicación de las leyes migratorias”, añadió.

Las Ciudades Santuario pueden tener políticas formales e informales para ayudar a los migrantes.

Algunas comienzan con una ordenanza a favor de los migrantes, luego pasa a ser orden, resolución y por último política, de acuerdo con ImmigrationUnitedStates.org un sitio privado sobre migración.

Las políticas informales de las Ciudades Santuario no están escritas pero son bien conocidas entre los trabajadores de la ciudad o condado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here