…Y migrantes responden con día nacional sin latinos en EU

El lema de la protesta puede resumirse con la recomendación que hizo aquel día el Colectivo Movimiento Cosecha: “No trabajar, no abrir nuestros negocios, no comprar en tiendas ni por Internet."

0
13

Estados Unidos vivirá un Día sin Latinos a nivel nacional, el próximo 1 de mayo, que se anuncia como la más grande protesta de brazos caídos hispanos jamás vista en la Unión Americana. Se prevé la participación de cientos de miles de trabajadores –documentados e indocumentados– a lo largo y ancho del país.

Tras el éxito de dos protestas en febrero pasado –el Día Sin Latinos, el 13 de febrero y el Día sin Inmigrantes, el 16– se cocina una movilización masiva y unificada en ciudades como Los Ángeles, Chicago, Nueva York y Dallas, para exigir la derogación de las políticas antimigrantes de Donald Trump.

La idea, además de dejarle en claro a Washington que hay capacidad de respuesta del bando hispano, es repetir a nivel nacional la experiencia exitosa de Milwaukee, donde 20 mil personas salieron a las calles el 13 de febrero, paralizando al estado y su economía.
El lema de la protesta bien puede resumirse con la recomendación que hizo aquel día el Colectivo Movimiento Cosecha: “No trabajar, no abrir nuestros negocios, no comprar en tiendas ni por Internet, no comer en restaurantes, no comprar gasolina, no ir a clases ni mandar a los niños al colegio”.

Una veintena de organizaciones no gubernamentales se hallan ahora en el centro de los trabajos de preparación para la movilización, que se vinculará con las protestas tradicionales por el Día Internacional del Trabajo. “Vamos a demostrarle a Trump el poder de los migrantes”, dijo a El Financiero Christine Neumann-Ortiz, directora de Voces de la Frontera, ONG de Wisconsin que convocó al paro del 13 de febrero pasado y que ahora organiza el nuevo paro colectivo.

En las instalaciones de Voces de la Frontes, al sur de Milwaukee, migrantes mexicanos acuden a diario a preparar su participación. Pidieron guardar su identidad para evitar darle herramientas de intimidación al sheriff David Clarke y sus simpatizantes.

“Vamos a contratar anuncios en radio para explicarle a la comunidad que podemos movernos”, dijo uno, originario del Estado de México. Otro, un restaurantero de origen hidalguense, aseguró que se les comunicará que pueden participar sin temor a redadas. “Va a ver que le vamos a mandar mensaje al sheriff”, dijo.

Y es precisamente eso –la ira contra el sheriff–lo que ha dado un soplo de nueva vida a las organizaciones de la sociedad civil en Milwaukee.

Pese a estar lejos de la frontera o de centros urbanos de gran presencia migrante como Chicago, Wisconsin se perfila como uno de los principales focos de protesta el próximo 1 de mayo, en especial gracias a las políticas antimigrantes del alguacil Clarke.

Su ascenso ha propiciado una reacción en cadena entre la comunidad mexicana, que está cerrando filas para hacerle frente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here