El Gobierno de la República abandonaría las negociaciones con el nuevo presidente de Estados Unidos, Donald Trump, si este grava con impuestos a las remesas que envían los migrantes mexicanos o si insiste en que nuestro país pague por la construcción del muro fronterizo.

Será el próximo 31 de enero, cuando el presidente Enrique Peña Nieto viajará a Washington para reunirse con el flamante inquilino de la Casa Blanca; mientras que mañana miércoles los secretarios de Relaciones Exteriores y de Economía, Luis Videgaray e Ildefonso Guajardo, respectivamente, definirán en la capital estadounidense la agenda del mandatario mexicano.

“Hay clarísimas líneas rojas que se tienen que pinta desde el principio”, declaro el titular de la Secretaría de Economía en una entrevista televisada.
El funcionario federal dejó en claro que México le levantaría de la mesa de negociaciones, en caso de que el Gobierno de la Unión Americana proponga aplicar impuestos a las remesas o pretenda hacer pagar a nuestro país por el levantamiento de la muralla en la frontera.

“No estamos mancos, somos un país muy importante para la seguridad y el futuro del desarrollo continental y de la región con Estados Unidos”, agregó Ildefonso Guajardo.
Por su parte, Luis Videgaray anunció que se reunirán con el secretario de Seguridad Interior del vecino país del norte, así como con los asesores de Donald Trump en materia de comercio, economía y seguridad.

Con información de AFP.

México, entre los10 países con la situación más crítica a nivel mundial en este año