Trump ama a México, sus “mejores empleados” son mexicanos y hasta es fan del gobierno mexicano; ahora es sólo cuestión de negociar. ¿Estará el Gobierno de México a la altura de las circunstancias o saldrá con un “Trumpetrazo”.

Lea: En su primera conferencia, Trump habló del muro con México y del hackeo a los demócratas: “Creo que fue Rusia”