Republicanos quieren frontera segura, poco interés en indocumentados

0
14

En el Congreso de Estados Unidos, los líderes republicanos dicen que el próximo año quieren proponer una legislación para asegurar la frontera entre Estados Unidos y México, pero no están dispuestos a abordar la situación jurídica de 11 millones de inmigrantes indocumentados que residen actualmente en el país.

Kevin McCarthy, el líder de la mayoría de la Cámara de Representantes, dijo recientemente a periodistas que la propuesta de Mike McCaul, presidente de la comisión de seguridad fronteriza de la Cámara de Representantes, es “una buena base para comenzar” las conversaciones con el presidente electo Donald Trump. El proyecto de ley de McCaul no contempla la construcción de un muro en la frontera como Trump insistió que lo haría durante su campaña.

En su lugar, requeriría que el Departamento de Seguridad Nacional lograra tener el control operacional de la frontera suroeste en cinco años, y un presupuesto de mil millones de dólares anuales durante 10 años para cumplir varios objetivos de seguridad.

McCarthy dijo que los cambios a las leyes de inmigración tendrán que esperar. “No creo que nada cambie en la inmigración hasta que aseguremos la frontera”, añadió.

En el Senado, los líderes del partido también quieren reforzar la aplicación de las leyes referentes a la frontera que actualmente están en vigor, antes de llevar el debate más lejos. Eso es un cambio radical en comparación con el proyecto de ley general que aprobó el Senado en 2013, que incluyó un procedimiento para que los inmigrantes indocumentados obtuvieran la residencia legal permanente.

“Simplemente no funciona”

“Mi conclusión es que no vamos a poder aprobar un gran proyecto de ley integral”, dijo el senador John Cornyn de Texas, el líder republicano número dos. “Ya hemos intentado eso, pero sencillamente no funciona. Necesitamos asegurar la frontera y hacer cumplir la ley con respecto a las personas que tiene antecedentes penales y que están ilegalmente en este país. Entonces podremos tener una conversación más amplia”.

Cornyn y el senador John Thune de Dakota del Sur, el líder republicano número 3, dijeron que la idea de un muro debe considerarse como algo más teórico que concreto.

“Existe la idea de un muro virtual, muro tecnológico, un muro verdadero, una reja –ahora se están discutiendo muchas permutaciones de esto”, dijo Thune en una entrevista. “No estoy seguro exactamente de cómo se ve eso. Pero creo que la seguridad fronteriza y el muro van a ser prioritarios en cualquier debate sobre la inmigración”.

Trump ya ha moderado su idea de tener un muro fortificado, al decir en una entrevista del programa ‘60 Minutes’ de CBS, días después de su elección, que aceptaría una reja en algunas áreas. No reiteró su promesa de campaña de deportar a todos los inmigrantes indocumentados, al decir que primero se enfocaría en aquellos con antecedentes criminales y que más tarde se dirigiría a los demás.

Su sitio electrónico de transición cita que en agosto dijo que sólo cuando Estados Unidos haya “acabado con la inmigración ilegal para siempre, incluyendo la construcción de un gran muro”, estaremos en condiciones de considerar las disposiciones apropiadas para los que se queden.

Propuesta 2013

La última legislación significativa de inmigración fue en 2013, cuando el Senado aprobó su plan, 68-32, incluyendo un procedimiento para obtener la residencia legal y 46 mil millones de dólares para asegurar la frontera con México.

Esa legislación habría duplicado el tamaño de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos agregando 20 mil agentes, requerido mil 120 kilómetros de reja en la frontera con México y agregado aviones no tripulados aéreos para ayudar a la policía en la frontera.

Ese año, los republicanos de la Cámara de Representantes abordaron la seguridad fronteriza de manera fragmentaria, sin realizar ningún esfuerzo por reformar las leyes de inmigración, y las dos cámaras nunca acordaron un plan.

Algunos republicanos del Senado advierten que los demócratas probablemente insistan en establecer un procedimiento que permita obtener el estatus legal para los inmigrantes indocumentados como parte de cualquier proyecto de ley el próximo año, y sus votos podrían ser necesarios en una cámara que los republicanos probablemente controlarán 52-48.

Otros republicanos, entre ellos Lindsey Graham de Carolina del Sur y John McCain de Arizona, dijeron que es importante abordar los temas de la frontera y los inmigrantes indocumentados en un solo proyecto de ley.

McCain, que en el pasado ha conminado a su partido a atender las necesidades de los inmigrantes latinos, dijo que “sin duda estarán en un estado de ánimo modificatorio”, si los líderes de su partido proponen un proyecto de ley sólo para la frontera.

“Obviamente necesitamos asegurar la frontera, pero también necesitamos elaborar una reforma migratoria integral”, dijo en una entrevista.

Traducido por Luis Felipe Cedillo

Editado por Michelle del Campo

®2016 BLOOMBERG L.P. ALL RIGHTS RESERVED

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here