Las remesas se han convertido en la principal fuente de ingresos de México, pero con la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca, es un recurso que podría ser anulado. En la campaña el magnate advirtió que desistiría de esa amenza si el gobierno azteca paga por la construcción del muro.

En el 2015, la comunidad mexicana en Estados Unidos envió 24,771 millones de dólares, superándose por primera vez las divisas que generan el petróleo.

Amado López, oriundo de Michoacán, México, ha vivido en California los últimos 40 años. A pesar de su arraigo local, no se olvida de sus familiares. “Mando dinero porque sé que allá lo necesitan más que aquí. Me preocupa mucho si bloquean las remesas, me parece que es un pensamiento cruel”.

De acuerdo al “Anuario de Migración y Remesas México 2016”, el estado de Michoacán es el que más remesas recibe. El año anterior recibió 2,531 millones de dólares. Es seguido por Guanajuato (2,262 millones), Jalisco (2,217), México (1,560), Puebla (1,371), Oaxaca (1,289) y Guerrero (1,277).

Esos recursos, sostiene el reporte, salieron principalmente de California (7,016 millones), Texas (3,351), Illinois (1,196), Nueva York (979), Georgia (896) y Florida (886).

Fidel Gómez, oriundo de Oaxaca, considera que prohibir las remesas empujaría a los migrantes a utilizar ‘coyotes’ y, en consecuencia, aumentaría el fraude, algo que reduciría la capacidad de ayudar a sus parientes, quienes dependen principalmente de lo que envían los migrantes.

“Las personas de la tercera edad están dependiendo de sus hijos que viven aquí, porque no hay programas para ellos allá; los estudiantes de preparatoria o universidad están esperando lo que les mandan sus padres, ya sea 100 ó 200 dólares”, aseveró el residente en Los Ángeles.

En el estudio “¿A quién benefician las remesas?”, elaborado por la Facultad de Economía de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), se destaca que estos recursos ayudan a mantener el equilibrio en la balanza de pago, siendo las regiones agrícolas las más dependientes.

“Las remesas tienen un efecto positivo si se considera que gracias a ellas muchas comunidades rurales logran subsistir, de lo contrario desaparecerían en la medida en que los hogares que las conforman cuentan con muy pocas fuentes alternativas de ingresos”, señala el informe.

Trump, cuando estaba en campaña, dijo en un memorando, publicado por el diario The Washington Post, que si México no paga entre 5,000 y 10,000 millones de dólares para el muro modificará la Ley Patriota, en la sección 326, para controlar el flujo de dinero hacia el exterior.

De esa forma, indicaba el entonces candidato, se impondría “un requisito de que ningún extranjero pueda enviar dinero fuera de los Estados Unidos, a menos que el extranjero provea primero un documento que establezca su presencia legal”.

En su primera entrevista de televisión, otorgada al programa “60 minutos” de CBS, el presidente electo subrayó la intención de levantar un muro, pero también matizó que en algunas áreas pudieran ser vallas.

“Si Trump toma esas medidas la depreciación del peso sería mayor, porque básicamente la inversión extranjera y las remesas apuntalan al peso”, indicó a HOY Jorge López Arévalo, economista y profesor de la Universidad Autónoma de Chiapas, en entrevista telefónica.

Después de las votaciones del 8 de noviembre, el dólar llegó a venderse a 21.45 pesos mexicanos, convirtiéndose en la moneda más golpeada del mundo.

“Bloquear las remesas profundizaría la recesión y empobrecería más a los mexicanos”, abundó López, dejando claro que con el Tratado de Libre Comercio de cualquier forma ambas naciones están conectadas. “Ahora es más cierto que si Estados Unidos estornuda a México le da gripe”.

El cambio de tono del neoyorquino, sostiene Ramiro Romero, presidente de la Federación de Clubes y Asociaciones de Michoacanos, con sede en Los Ángeles, le genera cierta esperanza, al subrayar que no se ha mostrado tan agresivo como se le vio antes de las elecciones.

“Si golpeó mucho a las comunidades inmigrantes y ahora se está viendo el racismo”, planteó Romero. “La moneda está en el aire, cuando asuma sus funciones veremos lo que es prioritario para él, ojalá nos saliera con una sorpresa positiva”.

Trump podría aplicar su plan con el apoyo de la Casa de Representantes y el Senado, cámaras en control de los republicanos. Sin embargo, según Iván González, economista y presidente de la firma Iván González Financial Services, bloquear las remesas es una medida fuera de la realidad.

“No hay manera, no es como que todo el dinero salga por una o dos compañías; las remesas se mueven por muy diferentes formas, no puedes detener a cada una. Si tapas un hoyo, se abren dos. Es imposible”, concluyó González.