Ante la posibilidad de que Donald Trump ponga un bloqueo al envío de remesas cuando sea presidente de Estados Unidos, el cónsul de México en Los Ángeles, Carlos García de Alba, recomendó a los inmigrantes mexicanos que no tienen papeles, abrir a la brevedad posible una cuenta en el banco con su tarjeta consular.

“Hoy, más que nunca, se hace necesario que dispongan de una cuenta bancaria porque a través del banco pueden hacer sus transferencias de dinero a sus familias en México”, dijo el diplomático.

Hizo ver que el 74% de los mexicanos indocumentados que residen en Estados Unidos no poseen una cuenta bancaria. “Es importante que si no tienen una matrícula consular vayan a sacarla al consulado y que también registren a sus hijos como mexicanos aunque hayan nacido en Estados Unidos”, precisó.

Durante su campaña por la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump prometió frenar las remesas si México no pagaba la construcción del muro en la frontera, otra de sus promesas electorales.

Este año, las remesas se convirtieron en la fuente principal de ingresos de México ante el continuo desplome de los precios del barril del petróleo y la devaluación del peso. Entre enero y septiembre de este año, los mexicanos han enviado 20,046 millones de dólares. Según los expertos, las remesas constituyen el 2.3% del Producto Interno Bruto (PIB) de México.

“El presidente de México ya dijo que México no va a pagar ningún muro”, dijo el cónsul mexicano y pidió serenidad a los inmigrantes. “En las campañas electorales se dicen muchas cosas. Faltan nueve semanas para que Donald Trump tome posesión y anuncie las acciones a tomar. Debemos dejar de especular y tener serenidad. No es momento de entrar en pánico”, recomendó.

A José Zamudio quien lleva 21 años como indocumentado y es padre de dos hijos beneficiados de la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), le es difícil mantener la calma en estos días. Literalmente reconoce que el mundo se le vino encima desde el día que ganó Donald Trump.

“Hasta lloré. Fue devastador, terrible. Si bien puede que Hillary no nos ayudara en nada, al menos iba a dejar las cosas como están. Con Trump podemos esperar lo peor. Qué tal si pone a Joe Arpaio, el ex sheriff del condado de Maricopa en Arizona como director de ICE (Servicio de Migración y Aduanas). Este hombre va a andar con camiones por todo el país arrestando inmigrantes. Estoy muy asustado. Se nos acabo toda esperanza. Además si cancela el DACA, mis dos hijos perderán sus permisos de trabajo”, dice.

Zamudio, dedicado a la limpieza de albercas, manda a sus padres ancianos cada mes 200 dólares a través de un popular negocio de envios. “Cuando puedo les envió hasta 300 dólares. Ellos viven de la pensión que les da el seguro social que no es nada en México. No me imagino que puede pasar con ellos si no les mando dinero”, sostiene. Y asegura que miles de inmigrantes comparten sus sentimientos de desesperación ante el triunfo de Trump.

El cónsul de México pidió calma porque además dijo no es tan fácil, decidir un bloqueo de las remesas o aplicarles un impuesto o cobro mayor.

Esto es algo en lo que coinciden tres inmigrantes que buscan trabajo todos los días en las calles de Los Ángeles.

“Va a ser difícil que Trump cancele las remeses. ¿Qué va a pasar con los negocios de envío?… los dueños son gringos. Ellos serían los más perjudicados. No creo que eso pase. Debemos esperar a sus primeros 100 días de gobierno”, dice Pablo Ramos, un jornalero, originario de Puebla, México quien lleva diez años que lleva una vida indocumentada en Los Ángeles. “Yo le mando cada semana dinero a mi esposa”, comenta.

Gerónimo Hernández, también jornalero, envía 100 dólares cada semana a sus hermanos en Guatemala. “No sabemos qué va a pasar pero también queremos pensar lo mejor y estamos rezando”, confía.

Mario Álvarez quien le manda por semana a su esposa y a sus dos hijos estudiantes entre 100 y 150 dólares a Guatemala, cree que lo que Donald Trump hará es subirles los costos de los envíos o ponerlos un impuesto alto. “No creo que los cancele. Es difícil. Las remesas son un negocio para este país. Yo llevo ocho años aquí, y eso sí, seguro que nos va a afectar, si sube el precio por los envíos de dinero a nuestras familias”, observa.

El cónsul de los mexicanos en Los Ángeles, pidió a los inmigrantes llamar al Centro de Información y Asistencia a Mexicanos (CIAM) al teléfono 1-855-463-6395 ante cualquier duda o pregunta que tengan. La línea es gratuita.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here